“¡Dios no defrauda, ustedes pueden hacer grandes cosas!”

Videomensaje del Papa a los jóvenes de Tierra Santa

Dios no defrauda cosas
Tierra Santa © Canva

“¡Dios no defrauda, ustedes pueden hacer grandes cosas!” ha dicho el Papa Francisco a los jóvenes de Tierra Santa en un video mensaje dirigido al Christian Media Center (Centro de Medios de Comunicación Cristianos) durante su reciente visita a Chipre, indica Vatican News.

A través de un video mensaje registrado por el padre Francesco Patton, custodio de Tierra Santa, durante el reciente viaje del Papa Francisco a Chipre y Grecia; el Pontífice  ha exhortado a los jóvenes de Belén y Tierra Santa en un mensaje que se publica hoy en el marco de la celebración de la Navidad, precisamente en la tierra en la que nació Jesús.

Francisco quiso saludar a los jóvenes desde Chipre. “Estoy cerca de ustedes, justo del otro lado. Pienso mucho en ustedes, que están en Tierra Santa… Un lugar de peregrinación que, desgraciadamente, ha sufrido de manera especial por la pandemia del Coronavirus”.

Del mismo modo, el Santo Padre los ha alentado para que no se dejen llevar por los pensamientos negativos que pueden surgir cuando, a veces, ”no saben qué hacer, o piensan que allí no hay futuro y por eso meditan sobre la opción de migrar a otros lugares”.

En este sentido, Su Santidad invitó a los chicos y chicas de Tierra Santa a “¡mirar hacia adelante, hacia el horizonte!” ya que siempre hay un horizonte en la vida: “Podemos hacer dos cosas: bajar la mirada o mirar al horizonte. Intenten mirar al horizonte. Siempre hay una promesa más allá, y cuando la promesa está garantizada por la Palabra de Dios, nunca decepciona. La esperanza no defrauda, Dios no defrauda. En cambio, comprométanse con su tierra, comprométanse con su país, comprométanse con su historia”, ha subrayado.

En definitiva, el Sucesor de Pedro quiso compartir con todos un deseo especial: “¡Persigan esa vocación humana que Dios les ha dado! No se rindan, miren siempre hacia adelante, no abandonen el sueño de construir, de hacer avanzar a su pueblo, de hacer crecer sus raíces, su riqueza cultural, su riqueza religiosa”.

Para concluir, Francisco recalcó que formar una familia “es difícil en la situación actual”, pero exhortó a los jóvenes a que “no pierdan la esperanza”: “¡La esperanza no defrauda! En esta Nochebuena, ¿quién iba a pensar que este niño era el hijo de Dios? Los Reyes Magos lo habían intuido y estaban dispuestos a correr el riesgo”, concluyó.