Ecuador: Vicario de Puyo confiere ministerios indígenas

En comunidad Kichwa

Ecuador ministerios indígenas
Vicario Apostólico de Puyo confiere ministerios indígenas en comunidad Kichwa © CELAM

El vicario apostólico de Puyo, Ecuador, monseñor Rafael Cob, confirió el ministerio de la Palabra y de la Eucaristía a cinco servidores de las comunidades de Boveras Montalvo, informa el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) en una nota.

Se trata de tres hombres y dos mujeres: Franklin, Andres, Juan, Susana y Aurea y la ceremonia se efectuó en el marco de la visita pastoral del prelado a las comunidades indígenas Kichwas asentadas en la selva amazónica ecuatoriana.

Esta es la primera vez que se confieren estos ministerios a mujeres, después que el Papa Francisco diera la autorización para conferirles este ministerio, idea recogida en el Sínodo Especial para la Amazonía que, como parte de otras determinaciones del Pontífice, manifiesta su deseo de entregar cargos de responsabilidad a las mujeres y laicos dentro de la Iglesia.

Las personas que recibieron este ministerio se prepararon durante tres años en la escuela de formación para indígenas KICHUAS del CEFIR y recibieron el curso específico para los ministerios.

Entrega a las comunidades

Al recibir este envío, los servidores iniciarán un camino de consagración y entrega a estas comunidades en las cuales la presencia de los sacerdotes es itinerante, debido a la cantidad de funciones que deben atender en territorios de difícil acceso y las grandes distancias, situación que motiva la consagración de nuevos ministros.

De este modo, los miembros de la comunidad podrán recibir la Eucaristía cuando los servidores convoquen a su pueblo a la celebración dominical y podrán llevar a enfermos o personas con impedimentos físicos la sagrada comunión.

Durante su intervención, Mons. Cob, también vicepresidente de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) recordó a estos hombres y mujeres la importancia del regalo que reciben y la bendición que Dios les hace al confiarles esta tarea que además representa un compromiso de servicio eclesial a la gente.

Igualmente indicó a la comunidad que ellos también deben unirse compromiso en oración por sus compañeros para que cada día su fidelidad crezca y su actitud sea un vivo ejemplo del encuentro con Dios y su empeño en la misión confiada.

Jesús Eucaristía se quedará como nuevo vecino en el templo casa de Dios donde podrán acudir a rezar y adorar a Dios ante el Sagrario y alimentando su fe con el pan de vida eterna,” expuso el prelado. Asimismo, agradeció a Dios que las comunidades residentes en la Amazonía ecuatoriana sigan su proceso avanzando en la madurez como pueblo de Dios .

Finalmente, el prelado felicitó a estos servidores por su perseverancia en la formación y les impartió su bendición apostólica.

Frutos de “Querida Amazonía”

De acuerdo a la misma nota, en el numeral 93 de la Exhortación Apostólica Postsinodal “Querida Amazonía” el Santo Padre explica que no sólo se trata de facilitar una mayor presencia de ministros ordenados que puedan celebrar la Eucaristía en esta región del mundo. Pensar en esta posibilidad sería un objetivo muy limitado y la Iglesia debe motivar una nueva vida al interior de las comunidades.

“Necesitamos promover el encuentro con la Palabra y la maduración en la santidad a través de variados servicios laicales, que suponen un proceso de preparación —bíblica, doctrinal, espiritual y práctica— y diversos caminos de formación permanente” se lee en el documento.

Para Francisco, una Iglesia con rostros amazónico requiere la presencia estable de líderes laicos maduros y dotados de autoridad, que conozcan las lenguas, las culturas, la experiencia espiritual y el modo de vivir en comunidad de cada lugar. Esto permite que se abran espacios a la multiplicidad de dones que el Espíritu Santo siembra en todos o lo que conocemos como la diversidad de los carismas, lo que hace aún más llena de riqueza a la Iglesia católica.