El ecumenismo hoy en América Latina y el Caribe

Tejer la red formativa de ecumenismo del continente

ecumenismo América Latina Caribe
© Alba Montalvo

“El ecumenismo hoy en América Latina y el Caribe” es el título del I Seminario Ecuménico organizado por el Consejo Episcopal Latinoamericano (CEBITEPAL) que se celebró el 8 de noviembre.

El objetivo del seminario de tejer la red formativa de ecumenismo del continente “fue cumplido con creces”, según explican en la nota el CELAM. El Programa tenía previstas dos ponencias de peso: la de monseñor Rodolfo Valenzuela, obispo de Verapaz (Guatemala) y miembro del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y la del pastor evangélico bautista Harold Segura, Director de Fe y Desarrollo de World Vision para América Latina y El Caribe.

La Dra. Susana Nuin, coordinadora del CEBITEPAL recibió a los más de 110 asistentes al Seminario recordando la importancia de “reconocernos y entrar en procesos de reciprocidad que atraen la presencia de Dios”. Añadió, que es necesario “generar una realidad en la que podamos amar la iglesia del otro, es una oportunidad que nos da el cristianismo”.

El Programa tenía previstas dos ponencias de peso: la de monseñor Rodolfo Valenzuela, obispo de Verapaz (Guatemala) y miembro del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos; y la del pastor evangélico bautista Harold Segura, Director de Fe y Desarrollo de World Vision para América Latina y El Caribe.

De este modo, Monseñor Valenzuela hizo un recorrido del ecumenismo dentro de la historia de la Iglesia católica donde marcó “las instancias que se han dado en la búsqueda de la unidad”. En esta línea, trajo al Papa Papa Francisco varias veces en su intervención: “Francisco nos sigue enseñando con gestos, nosotros en este Seminario hablamos de Ecumenismo de la Vida”. Y recordó un ejemplo que le compartió en una ocasión un pastor evangélico: “los católicos y los evangélicos estamos unidos en el mercado, en el autobús, cuando nos asaltan… solo estamos separados el domingo a la mañana”.

Ecumenismo de la Vida

Además indicó en cinco puntos los desafíos que enfrentan los católicos ante el ecumenismo:

  • Lograr una mejor comprensión de lo que significa ecumenismo.
  • Conversión del corazón, estar disponibles.
  • Partir del ecumenismo de la vida, no partir de lo polémico.
  • Aclarar nuestra eclesiología a nivel teórico-doctrinal y a la vez práctico.
  • Ir reconociendo a los otros.

‘Ecumenismo institucional’ y ‘ecumenismo abierto’

En tanto que el pastor Segura trazó un mapa imaginario del ecumenismo y, valiéndose de su afición por la fotografía, aplicó una analogía a su análisis al abrir su “álbum de fotos” del ecumenismo en América latina y el Caribe: “Hay un ecumenismo institucional, otro ecumenismo abierto que no depende de las instituciones, se organiza con espontaneidad para cooperar por causas justas, un ecumenismo de la vida y un acercamiento ecuménico sin pertenecer a instituciones para promover causas política, o cuestiones morales o sociales”. Terminó su intervención con una frase de Gabriel García Márquez: “Gabo, hablando del mundo del futuro, dice que el instrumento esencial de ese mundo será la imaginación y que por eso estamos entrando a la era de América latina. Si en el futuro lo que más resplandecerá será la imaginación, América latina va a estar de primera ‘porque somos el primer productor mundial de imaginación colectiva’ “.

Y agregó: “una imaginación que tiene que ser puesta a favor de un continente que está todavía sin descubrir ‘en el cual la muerte será derrotada por la felicidad y habrá más paz para siempre, más tiempo, mejor salud, más comida caliente, más fiesta sabrosa, más de todo lo bueno para todos, en dos palabras más amor’. La invitación es entrar a este nuevo mundo con imaginación, receta feliz para nuestro ecumenismo latinoamericano y caribeño. (…)

Además resaltó que “el camino de la unidad nos presenta una puerta abierta hacia el futuro y nos invita a entrar por ella con imaginación”. En el bloque de la mañana se escucharon testimonios de la vida ecuménica en México a través del padre Efrén Velásquez Gutiérrez y la profesora Leticia Estrada. En señal de apoyo a este equipo, el cardenal Carlos Aguiar Retes, arzobispo de ciudad de México, envió un cálido saludo en video en el que además señaló tres prioridades a tener presentes para colaborar entre las religiones: la dignidad humana, la casa común y la reconciliación hacia el interior de cada sociedad, pueblo, nación.

A continuación el padre Marcial Maçaneiro SCJ, Izaías Carneiro (Misión Somos Uno), P. Fabio Luiz, P. Marcus hicieron un gran paneo por los espacios en los que el ecumenismo es el protagonista y factor de unidad. Se hizo presente a través de un mensaje en video el cardenal Orani Joao Tempesta, arzobispo de Río de Janeiro, quien manifestó su cercanía y total beneplácito para el florecimiento de la vida ecuménica. En tanto que monseñor Joao Manuel Francisco, presidente de la Comisión de Ecumenismo de la Conferencia de Obispos del Brasil, se sumó a las presentaciones de sus coterráneos y compañeros de camino en el ecumenismo poniendo de relieve el desafío que representa la realidad ecuménica que se vive en Brasil.

El bloque de la tarde estuvo dividido en tres momentos: Ecumenismo de Vida en la Región Andina, en Centroamérica y el Caribe, y en Argentina.Por la región andina fue Eblin Bracho que relató sus actividades ecuménicas en Venezuela que intensifican compartir la Palabra de Dios en estudio y oración. Por Centroamérica fue el testimonio de Brayan Alvarado de Guatemala que centra su trabajo en los jóvenes desde el Consejo Ecuménico Cristiano.

Por Argentina presentó el largo y fructífero trayecto andado Gloria Williams de Padilla quien, a través de un video, aportó diversidad y profundidad con los testimonios de monseñor Pedro Torres (obispo Auxiliar de Córdoba y presidente de la Comisión Episcopal de Ecumenismo, Relaciones con el Judaísmo, el Islam y las Religiones de la Conferencia Episcopal Argentina, reelegido para el cargo en las elecciones que aún se están llevando a cabo en la 119º Asamblea Plenaria del episcopado argentino; monseñor Iosif Bosch, Arzobispo Metropolita de la arquidiócesis de Buenos Aires y Sudamérica del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla; el pastor Norberto Saracco, de Iglesia Buenas Nuevas de Buenos Aires; fray Jorge Scampini de la Orden de Predicadores; Dr. Juan G. Navarro Floria, presidente del Consejo Argentino para la Libertad Religiosa; y Clara Meierhold, laica de la Iglesia Evangélica del Río de la Plata con amplia experiencia en el movimiento Taizé.

También Cuba estuvo presente con las experiencias de dos jóvenes que organizan un festival ecuménico. La WACC, Asociación Mundial para las Comunicaciones Cristianas, tuvo su espacio en la voz de Leonardo Félix, director para América latina. El CELAM, a través del programa Centralidad de la Niñez, tuvo su presencia ya que Marco Laguatasi (asesor) presentó el proyecto “Multiplicadores de Ternura y Buen trato”. Y el Grupo Ikumeni (CREAS) encantó con su laboratorio de buenas prácticas ecuménicas e interreligiosas para jóvenes.

Finalmente propusieron que para el año 2022 se realicen tres Seminarios más: 4 de marzo, 1 de junio y 2 de septiembre. Monseñor Valenzuela animó a acudir a estos seminarios, “A apuntarse, estamos abiertos a la sinodalidad”.  Por último se resaltó que “la belleza de la trama viene de lo complejo, dice la canción. El ecumenismo es posible, es un desafío y constituye un horizonte que América latina puede realizar tejiendo vínculos que nos recuerden cuánto tenemos de hermanos”.