España: El Papa reconoce virtudes heroicas de Cosme Muñoz y Salvador Valera

Y aprueba otros cinco decretos

España Papa virtudes herocias
Nuevos Decretos, Causa De Los Santos, 17 Mar. 2021 © Congregación Para Las Causas De Los Santos

El Papa Francisco ha reconocido las virtudes heroicas de los sacerdotes diocesanos Cosme Muñoz Pérez (1573-1636), fundador de la Congregación de las Hijas del Patrocinio de Santa María, y Salvador Valera Parra (1816-1889), ambos de España.

El miércoles 17 de marzo de 2021, el Santo Padre recibió al prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el cardenal Marcello Semeraro, a quien autorizó a promulgar un total de siete decretos.

De este modo, Francisco también ha aprobado las virtudes heroicas del arzobispo italiano de Monreale, Mercurio Maria Teresi, el sacerdote suizo profeso de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales, León Veuthey, y tres religiosas italianas de la Congregación de las Hermanas de los Pobres, Annelvira Ossoli, Vitarosa Zorza y Danielangela Sorti.

Virtudes heroicas

El reconocimiento de las virtudes heroicas de una persona otorga el título de venerable. Esta condición ratifica que un fallecido vivió las virtudes teologales (fe, esperanza y caridad), las cardinales (fortaleza, prudencia, templanza y justicia) y todas las demás virtudes de manera heroica, es decir, extraordinaria.

Ser venerable consiste en el primer paso en el proceso oficial de la causa de los santos, antes de ser proclamado beato y santo. Los criterios por los que se consideraba “santa” a una persona son: su reputación entre la gente (“fama de santidad”); el ejemplo de su vida como modelo de virtud heroica; y su poder de obrar milagros, en especial aquellos producidos póstumamente sobre las tumbas o a través de las reliquias.

Cosme Muñoz

Tal y como describe la Congregación de las Hijas del Patrocinio de María, el padre Cosme Muñoz Pérez nació en Soria, España, en 1573 y fue bautizado el 19 de abril en la Parroquia de Santa María del Vado, en su pueblo natal. Todavía joven, sintió inclinación a las armas y se dirigió a Málaga para alistarse en las galeras reales. Tras cuatro años de servicio, se retiró por por salud y trabajó como amanuense de un escribano público.

Alejado de la Iglesia, esclavo de la fama y el dinero, sufre una grave enfermedad que le lleva a la Virgen de la Victoria, patrona malagueña, a la que se encomienda fervorosamente. Curado de su dolencia por intercesión de María, cambia de vida, vende sus posesiones y da el dinero a los pobres.

Ya sin nada, acude al convento de Arruzafa, de la orden franciscana, donde fue rechazado por no saber latín. Comenzó estudios sacerdotales, y ya ordenado, ejerció sin descanso su ministerio sacerdotal. Mendigó para los pobres y para las mujeres caídas y recogidas en el convento de Santa María Egipciaca.

En 1607, acepta en Córdoba un establecimiento fundado por Isabel de la Cruz para recoger niñas huérfanas y pobres. El padre Cosme comienza su obra y lo convierte en un colegio al cual pone bajo el patrocinio de Nuestra Señora de la Piedad. Es el primero que se funda en Córdoba para niñas y jóvenes, ya que los que existían en la época eran de carácter privado y masculino.

Amor y servicio son palabras que definen a Cosme Muñoz, concretadas en una entrega total a su obra y a sus conciudadanos, y un amor especial a María, cuya presencia experimenta en lo más profundo de sus ser y lo conforma como hijo y siervo.

Murió en Córdoba, España, en 1636, con el reconocimiento de todos, tanto eclesiásticos como seglares y con el cariño y veneración de toda la ciudad andaluza.

Salvador Valera

Según explica el Diccionario Biográfico de Almería, Salvador Valera Parra nació en Almería, España, en 1816, en el seno de una familia de agricultores de tradición católica. Su educación le orientó desde pequeño al sacerdocio, y empezó estudiando latín en la preceptoría de Huércal Overa. Con once años inició sus estudios eclesiásticos en el Seminario de Murcia.

Con 13 años quedó huérfano de padre. A los 19, en tercer curso de Filosofía, se desplazó a Granada para estudiar Teología. Recibió en 1838 las órdenes menores y de subdiácono, al año siguiente, de diácono, y, en 1840, con veinticuatro años, se ordenó presbítero en Alicante y cantó su primera misa en Murcia.

A partir de 1940 ejerció el sacerdocio en Huércal Overa, hasta que, en 1849, fue nombrado ecónomo de Alhama de Murcia, donde permaneció hasta 1851, fecha en la que opositó al curato de su pueblo natal. Fue nombrado arcipreste de la localidad en 1853. En 1859 Isabel II lo nombró Caballero de la Real Orden de Isabel la Católica, y, a los quince días, caballero de la Real y Distinguida Orden de Carlos III.

En 1864 pasó a ocuparse de la parroquia de Cartagena. Al año siguiente se suceden varios acontecimientos graves en Cartagena: motín en el penal, epidemia de cólera… en cuyas resoluciones participa de forma activa. En 1866 lo propuso el obispo de Murcia para una canonjía, y el Ayuntamiento de Cartagena para la concesión de la Encomienda de Isabel la Católica. En 1868 volvió a ocuparse, ya definitivamente, de la parroquia de Huércal Overa.

Murió en su pueblo de origen en 1889, y a petición popular, sus restos fueron enterrados en el altar mayor de la iglesia de la Asunción. A pesar de poseer un carácter impetuoso, pronto llegó a alcanzar fama por su mansedumbre.

Decretos

– las virtudes heroicas del Siervo de Dios Mercurio Maria Teresi, arzobispo de Monreale; nacido el 10 de octubre de 1742 en Montemaggiore Belsito (Italia) y fallecido en Monreale (Italia) el 18 de abril de 1805.

– las virtudes heroicas del Siervo de Dios Cosme Muñoz Pérez, sacerdote diocesano, fundador de la Congregación de las Hijas del Patrocinio de Santa María; nacido en 1573 en Villar del Río (España) y fallecido en Córdoba (España) el 3 de diciembre de 1636.

– las virtudes heroicas del Siervo de Dios Salvador Valera Parra, sacerdote diocesano; nacido el 27 de febrero de 1816 en Huércal-Overa (España) y fallecido allí el 15 de marzo de 1889.

– las virtudes heroicas del Siervo de Dios León Veuthey (en el siglo: Clovis), sacerdote profeso de la Orden de los Hermanos Menores Conventuales; nacido el 3 de marzo de 1896 en Dorénaz (Suiza) y fallecido en Roma (Italia) el 7 de junio de 1974.

– las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Annelvira Ossoli (en el siglo Celeste María), religiosa profesa de la Congregación de las Hermanas de los Pobres – Instituto Palazzolo; nacida el 26 de agosto de 1936 en Orzivecchi (Italia) y fallecida en Kikwit (República Democrática del Congo) el 23 de mayo de 1995.

– las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Vitarosa Zorza (en el siglo María Rosa), religiosa profesa de la Congregación de las Hermanas de los Pobres – Instituto Palazzolo; nacida el 9 de octubre de 1943 en Palosco (Italia) y fallecida en Kikwit (República Democrática del Congo) el 28 de mayo de 1995.

– las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Danielangela Sorti (en el siglo Anna Maria), religiosa profesa de la Congregación de las Hermanas de los Pobres – Instituto Palazzolo; nacida el 15 de junio de 1947 en Bérgamo (Italia) y fallecida en Kikwit (República Democrática del Congo) el 11 de mayo de 1995.