Iglesia dominicana celebra XXXIX Encuentro Nacional de Pastoral

Para responder a las necesidades fundamentales de la Iglesia y la sociedad

Iglesia Dominicana Encuentro Pastoral
XXXIX Encuentro Nacional de Pastoral, República Dominicana © CED

Con el propósito de responder a las necesidades fundamentales de la Iglesia y la sociedad dominicana, la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED), a través de su Instituto Nacional de Pastoral (INP), realizó el XXXIX Encuentro Nacional de Pastoral el pasado 8 de octubre, en la Casa Arquidiocesana María de la Altagracia.

De acuerdo a una nota del episcopado, este año, debido a la pandemia del COVID-19, el encuentro se realizó con una participación presencial reducida, integrada por obispos y agentes de pastoral de las diócesis del país, quienes evaluaron los desafíos pastorales de la Iglesia, decidieron las pautas para planificar las acciones del próximo 2022 y establecieron el Itinerario Nacional de Evangelización, acorde al Plan Nacional de Pastoral.

Durante las palabras de bienvenida Mons. Freddy Bretón, arzobispo metropolitano de Santiago de los Caballeros y presidente de la CED, resaltó el trabajo en comunión realizado por la Iglesia en nuestro país a pesar de las precariedades, e invitó a los presentes a “caminar juntos no solo a nivel de fe, sino también humano”, respondiendo desde la fe a las necesidades actuales de nuestro país.

Mons. Santiago Rodríguez, por su parte, obispo de San Pedro de Macorís y presidente del INP, resaltó el compromiso de la CED de que “esta programación involucre a todos como Iglesia para responder con oración y acción a los grandes desafíos de nuestro pueblo”, a través de los diferentes organismos nacionales de pastoral.

La jornada finalizó con el envío de los agentes de pastoral por Mons. José Grullón, obispo emérito de San Juan de la Maguana, y la entrega para cada diócesis de una réplica de la imagen de la Virgen de la Altagracia con motivo del Centenario de la Coronación Canónica de Nuestra Señora de la Altagracia, cuya festividad es uno de los ejes transversales de la planificación pastoral del 2022.