Jonathan Roumie, Jesús en “The Chosen”, habla de su encuentro con el Papa

Entrevista al actor católico protagonista del mayor proyecto mediático financiado por crowdfunding de la historia

Jonathan Roumie, Jesús en “The Chosen”, habla de su encuentro con el Papa
El Papa junto a Roumie © Cortesía de @jonathanroumieofficial en Instagram
Reading Time: 14 minutes

Jonathan Roumie no sólo es la estrella que da vida a Jesús en “The Chosen”, la primera serie de varias temporadas sobre la vida de Jesucristo, sino también un católico practicante. Él dice que conocer y hablar con el Papa Francisco “fue un sueño de infancia hecho realidad”, y que “no hay palabras” para expresar lo mucho que significó para él.

En una amplia entrevista que Roumie concedió a Exaudi, CNS, CNA y Crux en un hotel de Roma, tras su encuentro con el Santo Padre en la Audiencia General de los miércoles, el actor católico compartió esta reflexión sobre la criticada serie que ha batido récords hasta convertirse en el proyecto mediático de crowdfunding más grande de todos los tiempos.

Traducida a más de 50 idiomas, “The Chosen” fue financiada con 10 millones de dólares de más de 19.000 personas, y está generando ingresos para futuras temporadas gracias a que los espectadores deciden “pagar” después de verla. La serie, que se encuentra constantemente entre las 50 mejores aplicaciones de entretenimiento en iOS ni Android, es completamente gratuita en su aplicación, que se conecta directamente a los dispositivos de streaming sin necesidad de pagar o suscribirse.


Recibiendo un gran reconocimiento positivo en Estados Unidos y el extranjero, Word on Fire elogió la actuación de Jonathan como “soberbia” y la serie ha recibido una calificación de 9,7 en la plataforma de cine IMDB. Además de hablar con Roumie, la directora editorial de Exaudi y los demás corresponsales del Vaticano también se sentaron con Dallas Jenkins, el creador, director y coguionista de la serie, y Neal Harmon, director general de Angel Studios, la distribuidora del producto.

Concéntrate en Dios y él se encargará de todo

Dallas Jenkins, que ha dirigido y producido el mayor proyecto mediático financiado por el público de la historia, produjo por primera vez el largometraje independiente “Hometown Legend” a la edad de 25 años y lo llevó a la distribuidora Warner Brothers. En los casi 20 años transcurridos desde entonces, ha dirigido y producido más de una docena de largometrajes y cortometrajes para empresas como Universal, Lionsgate, Pureflix, Hallmark Channel y Amazon.

“Cuando hago la serie, intento no pensar demasiado en para quién es o cuáles son mis objetivos, ya que me congelaría”, admite. Y señala: “No quiero estar pensando en otra cosa que no sea complacer a Dios con el programa y hacerlo lo mejor que pueda”. “Sin embargo”, continúa Jenkins, “sí quiero para la gente que cuando terminen de ver el programa, sientan que conocen y aman más a Jesús”.

El director cristiano expresó su alegría y satisfacción cuando, en el Vaticano, se les acercaron indonesios, asiáticos y alemanes, que le dijeron: “Gracias por el espectáculo. Nuestra relación con Jesús es más fuerte”. Y recuerda este feedback “como algo tan hermoso”. Asimismo, reflexiona que “cuando te centras en Jesús, esas barreras culturales y étnicas bajan y desaparecen”, y “cuando te centras en Jesús, lo demás se arregla solo”.

Después de tocar fondo, Dios provee

“The Chosen”, continua diciendo Jenkins con franqueza, “no llegó hasta que estuve realmente destrozado. Dios me destrozó. La última película que hice antes de ‘The Chosen’ fracasó en la taquilla”.

Compartió con los periodistas que le precedían cómo había logrado por fin esta oportunidad de hacer una película con grandes productores de Hollywood y se estrenó en los cines. “Fracasé totalmente, fracasó y me quedé sin futuro. Me pregunté sinceramente si volvería a hacer otra película de nuevo. En ese momento, mi mujer y yo estábamos llorando y rezando. Estaba rezando y confundido y Dios realmente me encontró y me habló a través de un amigo y de mi mujer, a través de la alimentación de los 5.000 en los Evangelios”.

“El punto aprendido a través del pasaje evangélico”, expresó Jenkins, fue “no es tu trabajo alimentar a los 5.000, sólo es tu trabajo proporcionar los panes y los peces”. En ese momento, dijo, “dejé de preocuparme por el éxito o el fracaso. Dejé de preocuparme por mi propio orgullo y control, y realmente llegué a un lugar donde estaba bien si nunca hiciera otra película, y no me importaba si tenía éxito o no”.

“Entonces, Dios proveyó”, sugirió sonriendo, “con la realización de ‘The Chosen’”.

Te coge por sorpresa, no es un programa más sobre Jesús

Neal Harmon es el director general de Angel Studios, la principal alternativa a Hollywood que cuenta historias que amplifican la luz. Distribuyendo éxitos financiados por crowdfunding como “The Chosen”, “Wingfeather Saga”, “The Tuttle Twins” y “Dry Bar Comedy”, permite a los creadores financiar y distribuir sus propios contenidos mediante el modelo de vídeo comunitario a la carta (CVOD).

CVOD crea comunidades comprometidas en torno a cada proyecto de entretenimiento que mantiene a los fans comprometidos a largo plazo. Antes de Angel, Neal fue cofundador de VidAngel, una plataforma de streaming que permite a los padres eliminar contenido censurable de películas y programas de televisión.

Jonathan Roumie Jesús Papa
Jesús en la boda con los niños © https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0/

“La serie te coge por sorpresa”, dijo señalando que “la mayoría de la gente no lo ve la primera vez que se entera, pero, una vez que lo hacen, se sienten realmente conmovidos”. “Lo que sigo escuchando”, admitió, “es que el programa es global”. Además de estar disponible en más de 50 idiomas con subtítulos, está disponible doblada en 9 idiomas, y es de esperar que pronto esté en 12”.

“Lo interesante de los idiomas es que la película tradicional de Hollywood tiene una serie de de idiomas a los que se destina, en función de la rentabilidad, pero ‘The Chosen’”, mencionó, “ha sido todo lo contrario a eso, habiendo sido traducida a muchos otros idiomas para llegar a la gente de todo el mundo, independientemente de su rentabilidad”. Entre los idiomas doblados, señaló, están el árabe, el hindi y el mandarín.

“Se ha visto en casi todos los países y continentes del planeta”, ilustró, “lamentando que una de las únicas naciones en las que no hemos visto ninguna actividad es Corea del Norte”. “Muchos dicen, oh, otro programa sobre Jesús, otro programa sobre la historia de Jesús”, reconoció. “No creen que vaya a ser lo que acaba siendo cuando lo ven, así que la gente tiene que oírlo una y otra vez antes de darle una oportunidad”. Pero, “una vez que lo hacen”, dijo, “ven algo especial y quedan enganchados”.

Aquí está la entrevista completa que Jonathan Roumie, Jesús en “The Chosen” concedió a Exaudi, CNS, CNA y Crux.

***

Exaudi: ¿Cómo fue el encuentro y la conversación con el Papa en la Audiencia General?

Jonathan Roumie: Fue básicamente un sueño de la infancia hecho realidad (sonríe). Desde que era un niño, siempre quise conocer al Papa e ir a la Jornada Mundial de la Juventud, pero no sabía cómo hacerlo. Además, mis padres eran inmigrantes, así que no sabían cómo hacerlo. No tenían eso, en cuanto a información, a su alcance. Por lo tanto, fue algo que siempre tuve en mi cabeza.

Al verle salir (al Papa Francisco), al principio fue como “santo cielo” (ríe), esto puede suceder realmente…Pero hasta que me vio y empezó a caminar hacia mí, no asumí que esto fuera a suceder. Y no di nada por sentado. Luego, al verlo caminar hacia mí, y después tener ese tiempo con él…bueno, las palabras fallan. Fue uno de los mayores honores espirituales de mi vida.

Exaudi: ¿Intercambiaste palabras con el Papa?

Roumie: Sí, le dije a mi amigo Michael Severance, del Instituto Acton, con quien estuve hablando cuando tuvimos un evento la otra noche, que quería decirle un par de cosas (al Papa) en español. Entonces, Michael dijo “sí, por supuesto, puedo escribir algunas cosas para ti”. Pero luego no vi a Michael durante unos días, y yo estaba rondando un documental mientras estaba aquí, así que no había tiempo para traducir nada. Pensé para mí, sólo voy a Google Translate por un par de frases.

Entonces, esta mañana, sin embargo, Michael estaba allí y dijo, “¡ey!, tengo algunas cosas para ti”. Y él tenía como un párrafo y medio, así como la traducción al Inglés. Y yo estaba como, “Alabado sea Dios”. Michael básicamente me dio la hoja de ruta. A partir de ahí, yo estaba escribiendo y reescribiendo, tratando de pensar las cosas que quería decir. Al final, básicamente le dije (al Papa) en español que era un honor conocerle.

¿Y qué más le dije? Todo pasó muy rápido (sonríe). Le dije que rezo por él todo el tiempo para que Dios bendiga su pontificado. También le pedí que rezara por mí porque interpreto a Jesús en una serie de televisión. Y él estaba como, “¡Woo! Se le iluminaron los ojos cuando le dije eso. Aparentemente, tengo una traducción de lo que dijo en realidad (el director de “The Chosen”). Dallas (Jenkins) estaba allí y, Dios lo bendiga, grabó todo el asunto, que posteriormente he publicado.

El Papa Francisco me dijo que esperaba que invitara a Jesús y que pudiera encontrarlo, y que eso me hiciera feliz. Luego se presentó Dallas.

Exaudi: Qué bonito…

Roumie: Entonces el Papa, sonriendo, se volvió hacia mí y me dijo: “¿Haces de Jesús?”. Y yo dije que sí. Y entonces (en broma) se dirigió a Dallas y dijo, “¿Tú eres Judas?”. Me pareció muy gracioso (sonriendo). Él fue tan amable.

Exaudi: ¿Cómo ha sido esta experiencia con “The Chosen” para ti personalmente, especialmente como católico?

Jonathan Roumie Jesús Papa

Roumie: “The Chosen”, es un proyecto que ha profundizado mi camino con Cristo. Es algo que sentí, habiendo interpretado a Cristo en varios proyectos anteriores, que fueron como prácticas, que me permitieron, al comenzar esta serie, sentirme bastante bien con el personaje cuando empezamos a filmar. Así que no era mi primer rodeo, por así decirlo.

Luego tuve otros tres proyectos con Dallas, cortometrajes para su iglesia, conociendo y explorando el personaje de Jesús en el cine, que comenzó con otro proyecto antes de eso, para una productora católica, sobre santa Faustina y la Divina Misericordia. Así que esa fue la primera cosa que hice que fue un componente filmado de un programa en vivo.

Seis meses más tarde fui contratado por Dallas. Un año después me eligió de nuevo para otro cortometraje. Luego empecé a representar la Pasión, en directo, para mi iglesia. Lo hice durante años. Un tiempo después volví a interpretar a Cristo, en un cortometraje para Dallas, de nuevo, en 2017. En 2018 me llamó para la serie.

Exaudi: ¿Cómo te mantienes con los pies en la tierra? Estando en la Audiencia General, la gente literalmente te gritaba “Jesús”. ¿Cómo te recuerdas a ti mismo que eres un hombre, no Jesús?

Roumie: Siento que se me ha permitido tener este éxito con este proyecto en un momento de mi vida a la edad que tengo ahora, porque he estado bastante bien cimentado, porque empecé literalmente desde abajo en mi industria. Y trabajé como asistente de producción en una escuela de cine. Literalmente, limpiaba retretes.

Así que, literalmente, he pisado cada sitio que uno puede pisar para ascender en una empresa en la industria del cine. Luego, cuando decidí convertirme en un actor a tiempo completo, me mudé a Los Ángeles y luché durante ocho años, hasta el punto de que tuve que rendirme a una conversión mucho más profunda, cuando literalmente estaba en el punto más bajo de mi vida, y eso fue hace sólo tres años.

Después de tres meses, con la entrega completa y absoluta, Dios trajo esta serie de televisión a mi vida, pero durante todo el camino Él fue dándome estos pequeños atisbos de hacia dónde me estaba llevando. Me ha mantenido humilde en cada paso del camino, incluyendo la mañana de la Audiencia. Así que, llegar a conocer al Papa no fue sin que Dios dijera “conoce tu lugar”.

Ayer compré un traje. Me lo puse esta mañana y no me quitaron la etiqueta de seguridad. No se apagó cuando salí de la tienda, pero ahí estaba. Y yo estaba como, “¡Oh no!”, son las siete de la mañana en Italia. Estaba como, “¡oh, tienes que estar bromeando!”.

Pero estaba como, “vale, bueno, me estás manteniendo con los pies en la tierra. Me mantienes humilde” (sonríe y mira hacia arriba). Entonces, algunos del equipo preguntaron si tenían cinta negra, y la tenían. Uno de ellos podría decir, “robé un traje para conocer al Papa hoy”. Esa sería una historia mucho mejor (bromea y sonríe). Pero mi sensación después de todo el evento, es que es algo así como la historia de nuestra gracia. A veces puede ser tan desordenada.

También di al Papa una obra de arte que había hecho. Una representación con rotulador de un crucifijo ardiente con casi un Sagrado Corazón justo en el centro. Era algo pequeño, pero mi plan era originalmente enmarcarlo, y simplemente no sucedió. Por lo tanto, es sólo este tipo de absurdo objeto cortado a mano…Era simplemente imperfecto.

Y pensé, esto no es lo que quería que sucediera. Pero fue una especie de recordatorio para mí, que no importa lo que yo piense sobre cómo debe ser algo, lo que importa es el acto de la entrega, de estar presente, estar abierto, entender que no tengo el control sobre mi vida, que tengo que ver el control de Dios.

Y hoy fue otro ejemplo en el que, en mi mente, quería que fuera perfecto, y no lo fue. Pero en su imperfección, fue más que perfecto. Estaba cargado de gracia. Así que estoy muy agradecido, doy gracias a Dios por la imperfección de cómo se desarrolló la experiencia. Mientras que, cuando descubrí esa cosa (la etiqueta de seguridad), a primera hora de la mañana, estaba como, “¿Por qué yo?” Pero sólo por un momento. Ahora siento que he mejorado en la visión de estas cosas.

Captar la gracia a través del desorden que se produce. Me comprometí hace tres años a rendirme, y eso significaba de todas las maneras posibles. Lucho con eso todos los días. Este es otro de esos días donde no importa. No pasó nada. A nadie le importó. No me importó. Me olvidé de todo. Sólo pude conocer al Papa, que me habló de la alegría y dijo cosas poderosas. Yo rezaba por él y él rezaba por mí. Qué momentos tan conmovedores con el Sucesor de Pedro.

Exaudi: Sé que has hecho una peregrinación a San Giovanni Rotondo para ver la tumba del padre Pío. Hay tantos lugares en Roma y en toda Italia, ¿por qué elegiste peregrinar a ese lugar?

Roumie: Tengo una conexión personal con el santo padre Pío desde hace muchos años. Mi familia la tiene. Comenzó con mi madre, que tuvo una experiencia, sabía de alguien que se había curado milagrosamente del cáncer. Luego, el año pasado, había empezado a rezar en línea, en directo, la coronilla de la divina misericordia, al comienzo de la pandemia, no porque fuera un gran paso en mi carrera, sino porque no podía ignorar la llamada a hacerlo. Simplemente tenía esa sensación: Debería hacer esto.

Pero pensaba (sonríe), entonces la gente realmente sabrá que soy católico. Y yo estaba como, “sí” (sonríe)… Así que eso duró 40 días, y, durante ese tiempo, alguien me envió un libro de oraciones cercanas a su corazón, incluyendo la oración “Quédate conmigo”, que es simplemente extraordinaria, y si uno no la ha leído o rezado, es extraordinaria.

Y recuerdo haberla rezado en línea por primera vez y no pude terminarla, porque me conmovió mucho. Era tan intenso. Más tarde, ese verano, apareció en un sueño para mí, y sólo pensé “Bueno, vale, cuando dicen que empieza a ir a por ti, te lo hace saber”. Así que, sí, desde ese punto, la devoción aumentó. Por supuesto, al venir aquí, sabía que era algo que quería hacer, a pesar de lo distante que estaba. También hicimos un punto para ir a la Cueva de San Miguel… Era bastante hermosa.

Exaudi: Al interpretar a Jesús, aunque hayas tenido varias experiencias haciéndolo antes de “The Chosen”, ¿cuál es el aspecto más difícil de hacerlo? ¿O cuál ha sido el momento más significativo?

Roumie: Creo que lo más difícil es no meterme en mi propia cabeza sobre lo que estoy haciendo, y honrar el hecho de que Dios me trajo a este lugar y no debería cuestionarlo. No debo permitir que el enemigo desanime o me convenza de que soy un fraude, lo que ha sucedido en varias ocasiones. Y a menudo admito que soy simplemente una vasija humana rota, sólo una persona, pero, por la razón que sea, Dios me dio estos dones, y me dio este cargo, para usarlos y servirle de alguna manera.

Y resulta que es interpretando a Su Hijo, en un espectáculo que realmente llega a la gente a un nivel profundo y personal, incluido yo mismo. Por lo tanto, sólo tengo que permanecer humilde, ser moderado también y hacerlo lo mejor que pueda.

Exaudi: ¿Cuál ha sido su iglesia favorita en Roma que has visitado hasta ahora?

Roumie: Es difícil…quiero decir…

Exaudi: O varias…

Roumie: Bueno, obviamente San Pedro. Me encanta, pero es difícil comprender todo lo que pasa dentro. Una de las experiencias más significativas diría que fue dentro de la capilla de la Scala Santa que hice el otro día. Esa fue la experiencia más conmovedora, poderosa y personal que he tenido. Me refiero a una experiencia personal. Conocer al Papa es un tipo de experiencia totalmente diferente… Esta, en la Scala Santa, fue la experiencia más personalmente interactiva y poderosa que he tenido.

Subiendo las escaleras de rodillas y tocando el mármol bajo el revestimiento de madera, y luego ir a la capilla de las reliquias, realmente te conmueve. Me sentí abrumado. Fue sobrecogedor.

Exaudi: En esta serie, a ti y a los demás personajes se os pide que profundicéis mucho en estas sutilezas únicas de los personajes que estáis interpretando. Me pregunto cuáles son tus influencias. ¿Cuáles son tus inspiraciones para aprovechar en este sentido, porque hay miradas que le das a la gente, expresiones faciales, gestos, que tienes que hacer? ¿Cómo encuentras la inspiración para tu representación de Jesús, y para desarrollar tu relación con la gente?

Roumie: Para mí, se trata de intentar aumentar la experiencia emocional que tenemos como humanos, o imaginar lo que puede haber sido a un nivel concentrado, por ejemplo cómo podría haber experimentado Cristo la alegría, la felicidad y la tristeza, y la ira y la soledad. Afortunadamente, todavía estamos en las etapas de la narración donde las cosas son bastante ligeras.

Las cosas son trascendentales y una gran responsabilidad, pero emocionalmente, sigue habiendo alegría, gozo y milagros. Hay un poco de reprimenda y algo de reprensión, pero no ha sido (primordial). Hay algunos atisbos de la justa ira de Dios, pero no he tenido que ir a ese lugar donde estamos volcando las mesas. Por lo tanto, creo que realmente va a ser algo. Estoy deseando volcar las meas (bromea, sonríe). Pero estoy deseando explorar eso, es decir, preguntarme cómo Jesús estaba totalmente ofendido por los fariseos y los saduceos, que en última instancia, creo que, en algunos niveles, desprecian el corazón de la Ley de Dios.

¿Cómo sería eso? Y, ¿cómo sería estar justificadamente enfadado como Dios? Nadie lo sabe. Nadie podría saberlo nunca. Así que, mientras tanto, es cómo puedo experimentar los rasgos más ostensibles de Dios, el amor, la misericordia y la compasión: cómo puedo extender eso a a la gente en la escena y a la de mi propia vida, para que lo que sucede en la escena sea orgánico, real y basado en la verdad. No es falso.

Así que trato de tener eso para mi compañero de escena. Trato de experimentar esas cosas para la persona que interpreta el papel frente a mí, mientras hacemos la escena. Creo que eso es lo más importante que puedo decir, ese amor, la misericordia y la compasión, y experimentar eso para las personas que me rodean y con las que estoy interactuando, si eso tiene sentido.

Exaudi: Vas a interpretar a Jesús en el futuro inmediato, ya que se trata de una serie de siete temporadas. ¿Estás haciendo algo más? ¿Tienes proyectos diferentes, donde estarías representando personajes o figuras que no sean Jesús?

Roumie: Sí, ahora mismo están ocurriendo algunas cosas. Debería dar algunos anuncios en el futuro próximo. Una de las cosas de las que puedo hablar es que me he asociado con Halo, la aplicación católica de meditación y oración, que es fenomenal. Son personas extraordinarias, que tienen un corazón para usar la tecnología para alcanzar almas y servir a Dios. Además, soy consultor estratégico para ellos. También voy a hacer muchas grabaciones para ellos este otoño.

Creo que todavía estamos en su desafío de 30 días de Evangelio, así que grabé los cuatro Evangelios para ellos. Los narré todos. Cada día se pueden escuchar algunos capítulos, y hay personas que comentan esos Evangelios, que es un complemento de ellos, que está disponible. Además, narré otras partes de la Escritura, el Rosario, la Coronilla de la Divina Misericordia, recité el Padrenuestro en latín y arameo…Trabajé con un asesor para la Pasión de Cristo para la recitación del arameo. Esas son algunas cosas.

A medida que nos adentramos en el otoño, preveo que mi jefe me presentará también para todos los proyectos seculares a los que me he presentado o para los que seguiré presentándome. Siempre puedo encontrar un camino a través del personaje. El reto es encontrar la forma en que Dios encaje en la vida del personaje, sea quien sea. Recientemente interpreté en un episodio de Chicago Med a un personaje británico que casi tiene una sobredosis de heroína.

Para mí, es como si rechazara a Dios en la narrativa de este tipo, incluso si no está en la página. Así, un personaje malvado nunca se ve a sí mismo como malvado, es sólo que su perspectiva del mundo está bastante sesgada. Por lo tanto, creen que están haciendo lo correcto. Así que puedo interpretar un tipo de personaje diferente, uno malo, un personaje roto, uno interesante, y estar bien con eso.

Eso espero. Como actor, eso es lo que busco hacer, es contar historias. Y el documental en el que he estado trabajando debería salir en algún momento del próximo año. Lo rodaremos este otoño. Pero lo que Dios quiera al final del día. Él está al mando (sonríe).

Jonathan Roumie Jesús Papa

Exaudi: Muchas gracias Jonathan…

***

LINKS:

Para más información y ver la serie: watch.angelstudios.com/thechosen

Transmite el programa de forma gratuita a través de la aplicación: www.thechosen.tv/app o encuéntralo en Peacock TV.




Deborah Castellano Lubov is Editorial Director & Senior Vatican & Rome Correspondent for EXAUDI (& Prior, for ZENIT); Author of 'The Other Francis' ('L'Altro Francesco') featuring interviews with those closest to the Pope and preface by Vatican Secretary of State Cardinal Parolin (currently published in 5 languages); Deborah is also NBC & MSNBC Vatican Analyst. She often covers the Pope's travels abroad, often from the Papal Flight (including for historic trips such as to Abu Dhabi and Japan & Thailand), and has also asked him questions on the return-flight press conference on behalf of the English-speaking press present. Lubov has done much TV & radio commentary, including for NBC, Sky, EWTN, BBC, Vatican Radio, AP, Reuters and more. She also has contributed to various books on the Pope and has written for various Catholic publications. For 'The Other Francis': http://www.gracewing.co.uk/page219.html or https://www.amazon.com/Other-Francis-Everything-They-about/dp/0852449348/
Artículo anteriorPerú: Obispos denuncian la polarización política del país
Artículo siguienteEvangelio, 29 de agosto: Comentario de Mons. Enrique Díaz

No hay publicaciones para mostrar