México: Iglesia pide respeto para madres e hijos concebidos

Mensaje del responsable de la Dimensión de Vida de la Conferencia Episcopal mexicana

México Iglesia respeto pleno
Hijo concebido © Canva

La Iglesia en México ha pedido respeto pleno para madres e hijos concebidos. Monseñor Jesús José Herrera Quiñonez, responsable de la Dimensión de Vida de la Conferencia Episcopal mexicana, exhortó a los ministros de la Suprema Corte de Justicia a que reconozcan plenamente el derecho a la vida sin discriminación antes o después de nacer, sin regresiones, ni condiciones injustas y sin caer en la lógica de la cultura del descarte. Así ha informado una nota de ADN CELAM, sistema informativo del Consejo Episcopal Latinoamericano.

De acuerdo a la nota, al parecer, la Corte Suprema de Justicia de la Nación tiene previsto analizar una acción de inconstitucionalidad relacionada con el reconocimiento del derecho humano a la vida desde la concepción, presente en la Constitución del estado de Nuevo León, por lo que el purpurado recordó que contraponer los derechos de la madre y el derecho a la vida del hijo en su vientre es un falso dilema.

De este modo, el prelado explicó en un comunicado “que la única aproximación justa y ética que debe tenerse en cuenta en estos casos es que debe protegerse con la misma humanidad y solidaridad, tanto en la Constitución Federal como en las constituciones locales y en cualquier ley a la mujer embarazada como a su hijo en gestación, pues ambas vidas tienen igual dignidad y merecen el mismo respeto y protección”.

Un acuerdo por la mujer y la vida

En ese sentido, la invitación de la Iglesia es a emprender el camino de un gran acuerdo Nacional a favor de la mujer y de la vida que proteja en la misma proporción a la madre y al hijo en toda circunstancia y se ocupe de estar al tanto de superar las circunstancias que llevan a una mujer a considerar la práctica de un aborto como una supuesta solución para que no se vea truncado su proyecto de vida o lo que tenía previsto a mediano o largo plazo.

“El aborto siempre quita la vida de un hijo y deja a una madre sin su hijo. Recuperemos la capacidad de mirar y acoger con plena solidaridad y humanidad a todos”, concluía el obispo al tiempo que encomendaba a Santa María de Guadalupe esta situación para que sea ella quien proteja a los niños en gestación y a sus madres en medio de esta coyuntura de gran trascendencia para el país.

El contexto

Frente a la situación, los obispos mexicanos ya se habían pronunciado en un comunicado titulado ‘A favor de la mujer y de la vida’ del 8 de septiembre de 2021 donde lamentaron que frente a la aparente disyuntiva sobre la no criminalización a la mujer que aborta y preservar la vida del concebido pero no nacido, la Corte haya optado por descartar al segundo sin buscar la salvaguarda de ambos.