Mons. Cabrejos: “Han traído una gran riqueza de experiencia pastoral”

Mensaje de saludo y cierre durante la jornada de clausura de la Asamblea Eclesial

Mons Cabrejos traído riqueza
Monseñor Miguel Cabrejos, © CELAM

“Han traído una gran riqueza de experiencia pastoral, que generosamente han donado”, dijo monseñor Miguel Cabrejos, presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), en su mensaje de saludo y cierre durante la jornada de clausura de la Asamblea Eclesial hoy 27 de noviembre. Así ha informado ADN CELAM, órgano informativo de este organismo eclesial.

En sus palabras, Cabrejos expuso “queremos tener siempre el corazón y la mente dispuestos a la inspiración del Espíritu Santo que nos invita al desborde, y como nos pide el Santo Padre”.  Además aprovechó la ocasión para agradecer al episcopado mexicano por la manera como “se abrieron para nosotros hace una semana para acoger a la Asamblea Eclesial en modalidad virtual y presencial”.

Una asamblea dinámica

“En esta casa nos hemos encontrado y reencontrado amigos de hoy y de ayer. Hemos iniciado y reforzado lazos de fraternidad, de comunión en una asamblea dinámica, donde la distancia, la pandemia y diversas circunstancias, no han sido impedimento para saludarnos, escucharnos y discernir”, añadió.

Por otra parte, también ha extendido sus parabienes a diversas comisiones: “A la Comisión de Espiritualidad y Liturgia: norte de nuestro encuentro, luz de la espiritualidad, oración y comunión”. También “a la comisión de metodología de los grupos, programas y contenidos, a la comisión de medios de comunicación y a la comisión de tecnología, conexión y transmisión”. Asimismo, acotó: “Aquí hago una mención especial: la virtualidad ha estado al servicio de la comunicación. Se ha vivido una verdadera comunión. Nuestra voz y nuestro mensaje han sido amplificados y han llegado a todo el mundo gracias a este grupo”.

“Un mosaico digital, pero ‘humano’

Para el prelado “ha sido un mosaico digital, pero ‘humano’, de rostros, sonidos y colores que hemos visto y escuchado a través de las pantallas, han hecho sentir en este auditorio a los cientos de asambleístas virtuales, y a ellos los han hecho estar aquí presentes entre nosotros”.

“¡El mundo nos ha visto gracias a ustedes! Ha sido una hermosa y ejemplar experiencia de buen uso de los medios de comunicación y de la tecnología. ¡Gracias a los jóvenes talentos puestos al servicio de la Iglesia!”, señaló.