Navidad: El imán de al-Azhar felicita al Papa

Y a otros líderes religiosos

Navidad imán al- Azhar
El imán al- Azhar y el Papa Francisco, imagen de archivo © Vatican Media

“Mis mejores deseos de una Feliz Navidad para mis amigos: el Papa Francisco, el Papa Tawadros, el arzobispo Justin Welby, el patriarca Bartolomé I, los líderes de la Iglesia y los hermanos cristianos de Oriente y Occidente, implorando que Dios Todopoderoso rodee de paz todo lo que existe, el amor y el espíritu de hermandad, y evitarnos el sufrimiento de la guerra y el odio”, escribe en las redes sociales Ahmad Al-Tayyeb, imán de Al-Azhar, el cargo más alto del mundo islámico suní y el más importante cargo religioso oficial en el Egipto suní.

Documento sobre la Fraternidad Humana

En febrero de 2019, durante un viaje del Santo Padre a los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el Papa Francisco y el imán de Al-Azhar firmaron un Documento sobre la Fraternidad Humana para la paz mundial y la convivencia común. En el prefacio, tras afirmar que “la fe lleva al creyente a ver en el otro un hermano al que hay que apoyar y amar”, el texto se describe como “un documento razonado con sinceridad y seriedad”, que invita “a todos los hombres que llevan en su corazón la fe en Dios y la fe en la fraternidad humana a unirse y trabajar juntos”.

El documento, prosigue, pide “a nosotros mismos y a los dirigentes mundiales, artífices de la política internacional y de la economía mundial, que nos comprometamos seriamente a difundir la cultura de la tolerancia, de la convivencia y de la paz; intervenir, cuanto antes, para detener el derramamiento de sangre inocente, y poner fin a las guerras, a los conflictos, a la degradación del medio ambiente y a la decadencia cultural y moral que el mundo experimenta actualmente”.

Día Internacional de la Fraternidad Humana

El 4 de febrero, dos años después de la firma del Documento, se conmemoró el primer Día Internacional de la Fraternidad Humana, establecido el diciembre anterior en la ONU para conmemorar la histórica firma. Durante la ceremonia virtual, el imán de Al-Azhar deseó que el 4 de febrero sea “cada año una llamada de atención para el mundo y sus dirigentes, instándoles a consolidar los principios de la fraternidad humana”. Para aplicar el Documento, subrayó, es necesaria una sólida convicción “del hecho de que todos somos hermanos con derecho a vivir en paz”.