San José, “emigrante perseguido y valiente como tantos de nuestros hermanos”

Resumen de las palabras del Santo Padre en español

San José emigrante perseguido
Papa en la Audiencia General 29 dic.2021 © Vatican Media

El Papa Francisco ha resaltado el tema de esta meditación centrado en san José “emigrante perseguido y valiente” que como tantos de “nuestros hermanos y hermanas en la actualidad, experimentó también la injusticia y el sufrimiento”.

Durante la audiencia general de hoy, miércoles 29 de diciembre de 2021, el Santo Padre ha retomado el ciclo de catequesis sobre san José, reflexionando sobre el tema: “San José, emigrante perseguido y valiente” (Lectura: Mt, 2, 13-15)

San José, emigrante perseguido y valiente

Francisco explicó la reflexión de hoy sobre san José  “como emigrante perseguido y valiente, según lo que nos refiere san Mateo en el pasaje de la Huida en Egipto que hemos escuchado”. Sobre la Sagrada Familia, el Pontífice indica que “como tantos de nuestros hermanos y hermanas en la actualidad, experimentó también la injusticia y el sufrimiento de tener que dejar la propia patria debido a la prepotencia y violencia del poderoso de turno”.

De este modo, en este escenario se contraponen dos personajes. “Por una parte, Herodes, que sintiéndose amenazado por el nacimiento del ‘rey de los judíos’ y, defender su propio poder, decide asesinar a todos los niños de Belén menores de dos años”. Para el Santo Padre, “él es símbolo de muchos tiranos de ayer y de hoy que quieren vencer sus miedos ejerciendo el poder de manera despótica y violenta”. Por otra parte, Su Santidad resalta que “san José, hombre justo y valiente, que para salvar la vida del niño y de la Virgen, se fía de la indicación del ángel y afronta todas las dificultades y peligros del viaje”.

Valentía de acoger a todos nuestros hermanos

Finalmente, al saludar a los peregrinos de lengua española, el Sucesor de Pedro invitó a que “en este tiempo de Navidad, imploremos al Señor Jesús, por intercesión de la Virgen y de san José, que nos conceda la gracia de fiarnos de la Providencia divina en todo momento, y también la valentía de acoger con espíritu cristiano de caridad y solidaridad a todos nuestros hermanos y hermanas que han tenido que huir de su tierra y abandonar sus hogares”. “Que el Señor nos conceda un año nuevo lleno de sus dones y sus bendiciones”, ha concluido.