Vivir mejor el Adviento: Tercer domingo

Monición litúrgica y oración universal

vivir adviento tercer domingo
Adviento © Cathopic. Gonzy1977

El padre Héctor Giovanni Sandoval Moreno, delegado para la Pastoral Litúrgica en la arquidiócesis de Ibagué, Colombia, ofrece esta monición litúrgica y oración universal para vivir mejor el tercer Domingo de Adviento.

***

Entrada: “¡Estén siempre alegres!”. Esta recomendación del apóstol San Pablo nos invita a la alegría por la proximidad del nacimiento del Señor. Que como Juan el Bautista preparemos el camino del Señor convirtiéndonos de todo corazón. Celebremos con fe y con la alegría propia del cristiano.

Corona de Adviento: Encendemos, Señor, esta tercera luz más cercana ya a la noche buena de la Luz Mayor. Queremos dar testimonio de tu Luz, Señor, como hizo Juan el Bautista, No somos nosotros la Luz, pero sí los testigos de la Luz verdadera venida a este mundo. Deseamos, Señor,  con esta tercera luz que encendemos, que el fuego de tu Espíritu encienda nuestros corazones y los convierta en luminarias para los de ás. Danos un corazón que vea  las necesidades de nuestro prójimo para compartir con él lo mejor que somos y tenemos. Quema en tu hoguera, Señor,  toda la paja de nuestras vidas y reúne nuestros granos en pan comunitario para renacer en Belén, la Casa del Pan. Para que Te revelemos  como buena y gozosa Noticia para los hombres, tan necesitados de reconocerse como hijos de Dios en la Cuna comunitaria de Belén,  ¡Ven, Señor, Jesús!

Lecturas: Juan el Bautista tiene un papel muy importante: dar a conocer al desconocido, aquel que está “en medio de nosotros”. Escuchemos con atención.

Ofrendas: Unamos al pan y al vino, que se depositan sobre el altar, nuestra vida llena de gozos y esperanzas, de tristezas y de alegrías.

Comunión: Al que esperamos en la segunda venida es el mismo que vino en la historia y se quedó en la Eucaristía. Comulguemos con él.

 Oración Universal

Queridos hermanos: Nuestro Dios ya llega a hacer justicia y viene a salvarnos; por eso, oremos con gozo cristiano, diciendo: Ven, Señor Jesús.

  1. Pidamos al Señor por la Iglesia que está en el mundo, para que predique siempre con alegría la salvación que Jesús nos trae. Roguemos al Señor.
  2. Pidamos al Señor por quienes son responsables del gobierno de los pueblos, para que siempre trabajen con honestidad y justicia, pensando siempre en la lucha por la paz y la fraternidad. Roguemos al Señor.
  3. Pidamos al Señor por los enfermos, ancianos, encarcelados y pobres, para que sientan el consuelo que viene de lo alto. Roguemos al Señor.
  4. Pidamos al Señor por todos los que peregrinamos en esta comunidad parroquial que nos animemos a compartir lo que somos y tenemos, construyendo así el Reino de Dios. Roguemos al Señor.