CELAM presenta proceso de renovación y Asamblea Eclesial

A los obispos brasileños

CELAM renovación Asamblea
Sede del CELAM © CELAM

Dentro del programa de la 58ª Asamblea General de la  Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, CNBB, el pasado martes, 13 de abril, el Consejo Episcopal Latinoamericano, CELAM, presentó el proceso de renovación de la entidad y la Asamblea Eclesial de la Iglesia de América Latina y el Caribe.

Esta presentación contó con la participación del presidente del CELAM, Monseñor Miguel Cabrejos, su secretario general adjunto y los coordinadores de los cuatro nuevos centros que forman parte de la institución, informa el propio episcopado en una nota.

Según la misma, tras una breve oración inicial, en la que se repasó la realidad presente en el continente, de sus sufrimientos y esperanzas, Mons. Miguel Cabrejos explicó el proceso de reestructuración del CELAM, sustentando en el método ver, juzgar y actuar, históricamente presente en la reflexión eclesial latinoamericana y caribeña.

La nueva estructura del episcopado latinoamericano y caribeño nace de una mirada creyente de la realidad, que desde la conciencia de que todo está interconectado, analiza diferentes ámbitos. A partir de ahí nacen los desafíos al quehacer del CELAM y las oportunidades que se vislumbran.

Desde el concepto de Iglesia Pueblo de Dios, enviado para hacer presente el Reino de Dios, es acentuada la vocación sinodal de todo el Pueblo de Dios, que debe llevar a una conversión pastoral de la Iglesia, como camino de renovación y reforma. Inspirados en los cuatro sueños que aparecen en “Querida Amazonía”, se promueve la conversión en diferentes ámbitos: conciencia de Iglesia, acciones personales y comunitarias, relaciones de igualdad y autoridad y estructuras.

Nuevos centros

A la hora de actuar, eso se concreta en los lineamientos generales para la renovación y reestructuración del CELAM, sustentado en una serie de principios que hacen posible una propuesta global de renovación y reestructuración del CELAM, un proceso que debe ser culminado 2033.

De ahí nacen las prioridades pastorales, que serán coordinadas por los cuatro centros del CELAM: Gestión del Conocimiento, Formación – CEBITEPAL, Programas y Redes de Acción Pastoral y Comunicación. Cada uno de ellos tiene un obispo responsable y un coordinador:  el cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga y Guillermo Sandoval; Mons. Paulo Cezar Costa y Susana Nuín; Mons. José Luis Azuaje y Mauricio López; Mons. Juan Carlos Cárdenas y Oscar Elizalde. Los coordinadores presentaron brevemente a los obispos brasileños aquello que constituye cada uno de los centros.

Proceso

Este proceso se ha ido concretando a lo largo del tiempo, indicó el padre David Jasso, secretario adjunto del CELAM, quien describió los diferentes pasos dados desde marzo de 2018, momento en el que se consultó a las diferentes conferencias episcopales cómo llevar a cabo el proceso de reestructuración del CELAM.

En mayo de 2019, en la 37ª Asamblea de la entidad, celebrada en Tegucigalpa, fue aprobado ese mandato de reestructuración. Desde aquel momento, primero presencialmente y después de modo virtual, se han ido produciendo reuniones que han ayudado a ir dando pasos en este camino de reestructuración del Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño, un proceso que debe ser aprobado en la 38ª Asamblea General del CELAM, qie se celebrará el próximo mes de mayo.

Articulación y transversalidad pastoral

Un elemento importante en la nueva estructura del CELAM es su articulación y transversalidad pastoral, presentado por Mauricio López. Dentro de las prioridades del CELAM, Migraciones – Refugio y Trata, y Ministerialidad – Servicios – Carismas se expuso el papel y las funciones que desempeñan cada uno de los centros del CELAM.

En el caso de la primera prioridad, se destacó el papel de la Red CLAMOR, donde se hacen presentes las Pastorales de Movilidad Humana de cada una de las Conferencias Episcopales, congregaciones y centros e instancias afines.

Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe

Después de un tiempo de diálogo, en el que los participantes tuvieron la oportunidad de esclarecer sus dudas sobre ese proceso de renovación del CELAM, su presidente, Mons. Cabrejos, presentó la 38ª Asamblea General Ordinaria del CELAM y la Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe.

La propuesta es que un Equipo de animación de la Asamblea Eclesial sea creado en cada una de las conferencias episcopales. Desde ellos se debe invitar a la participación del Pueblo de Dios, recibir el material enviado, alentar el itinerario espiritual, recoger las inquietudes y dar respuesta a los interrogantes, sirviendo de nexo entre la Conferencia Episcopal y la Comisión Organizadora de la Asamblea.

En dicha comisión se sugiere que estén presentes representantes del episcopado, sacerdotes, diáconos permanentes, vida consagradas y laicos, junto con una persona del área de comunicación. En el futuro serán definidos los asambleístas y la metodología pastoral de la Asamblea.