El Papa celebrará Misa en Universidad del Sagrado Corazón

Por el 60º aniversario de la inauguración de la Facultad de Medicina y Cirugía

Papa Universidad Sagrado Corazón
© Universidad Católica del Sagrado Corazón

La Prefectura de la Casa Pontificia anuncia que el viernes 5 de noviembre de 2021, a las 10:30 horas, el Papa Francisco celebrará la Santa Misa en la sede romana de la Universidad Católica del Sagrado Corazón con motivo del 60º aniversario de la inauguración de la Facultad de Medicina y Cirugía.

El Papa Francisco envió una carta al rector de la Universidad Católica del Sagrado Corazón el pasado mes de julio. En ella renovó su gratitud por la atención recibida: “El cuidado es una expresión del corazón. La Universidad Católica del Sagrado Corazón lleva en su nombre la vocación de cuidar a la persona humana”, escribe el Santo Padre tras su hospitalización en el Policlínico Agostino Gemelli, el pasado 4 de julio, para una operación del colon.

Francisco anima al centro educativo a seguir adelante en la “promoción cultural e integral de la persona humana que abre la puerta al futuro”,. Asimismo, el Pontífice expresó su gratitud y manifiesta su afecto “por la cercanía que ha experimentado, por la cordialidad genuina y solidaria que ha visto en cada rostro, por la profesionalidad de todos los que lo han atendido”.

El Obispo de Roma remarcó también que su hospitalización en el Policlínico Agostino Gemelli, “tuvo lugar precisamente en el año en que ‘la Católica’ ha cumplido un siglo de vida, celebrando el aniversario con una frase que me ha impactado: Un siglo de futuro”.

Universidad Católica del Sagrado Corazón

Tal y como indica su página web, el campus de Roma de la Universidad Católica del Sagrado Corazón, situado en Largo Francesco Vito 1, se creó con el establecimiento de la Facultad de Medicina y Cirugía y el Hospital Universitario A. Gemelli adjunto.

El fundador de la Universidad Católica, el padre Agostino Gemelli, aspiraba a crear una Facultad de Medicina y Cirugía nada más fundar la Universidad. Las líneas básicas las expuso en un artículo de gran resonancia titulado “Por qué los católicos italianos quieren tener una Facultad de Medicina” (Vita e Pensiero, 1958) donde especificaba: “Los católicos somos cada vez más conscientes de la necesidad de médicos que, en el ejercicio de su arte, vivan su inspiración cristiana. En otras palabras, necesitamos médicos cuyas almas estén educadas en la observancia de las normas dictadas por el catolicismo, y que vean en el enfermo a un hermano al que hay que ayudar”.