Nicaragua: 1 año de la quema de la Sangre de Cristo, “día del silencio”

Misa de desagravio en la catedral de Managua presidida por el cardenal Brenes

Nicaragua sangre Cristo silencio
Misa en el primer aniversario de la quema de la capilla de la Sangre © Arquidiócesis de Managua

Desde tempranas horas del pasado sábado 31 de julio de 2021, inició la jornada de oración a la que el cardenal Leopoldo Brenes llamó “el día del silencio”. Las compuertas de la capilla de la Sangre de Cristo fueron abiertas en la catedral de Managua para que los feligreses levantaran sus plegarias ante la imagen calcinada.

La Iglesia católica de Nicaragua celebró una Misa de desagravio por la histórica imagen de la Sangre de Cristo de la catedral de Managua, que fue calcinada el 31 de julio de 2020, en un acto que el Papa Francisco calificó de “atentado”, mientras que las autoridades nicaragüenses lo determinaron como un “accidente”.

El cardenal Leopoldo Brenes, quien presidió la Misa, brindó un mensaje a los creyentes en el que resaltó la capacidad de los cristianos para perdonar y amar, frente al impacto que causó el incendio parcial del templo católico que calcinó la imagen de la Sangre de Cristo de 383 años, y ante la cual, en 1996, el papa san Juan Pablo II se arrodilló y oró.

“Ese momento triste hace un año, cuando a esta hora la noticia recorría el mundo registrando cómo nuestra imagen de más de 300 años, venerada por personas sencillas y humildes de corazón, experimentaba un atentado bochornoso, producto del odio a la fe de todos nosotros”, dijo el cardenal.

“El silencio habla mucho, cuántas veces Jesús guardó silencio ante sus acusadores, el silencio cuestiona, el silencio fortalece hoy”, remarcó el prelado.

Cardenal responde a acusaciones del presidente

A pesar que el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo han emprendido una campaña de amenazas en contra de la Iglesia Católica en el país centroamericano, el 58.5% de sus 6.5 millones de habitantes dice profesar la fe católica, según datos oficiales.

Después de la Eucaristía, en un encuentro con periodistas, estos le consultaron al cardenal Brenes por una posible acción represiva en contra de la Iglesia, a lo que Brenes respondió: “Si llega, bienvenido, lo vamos a afrontar como ya se afrontó en otras situaciones, ya en los 80 vivimos situaciones bastantes difíciles, pero el problema es que la Iglesia no está llevada por hombres. Nosotros solamente somos instrumentos, la Iglesia es animada, fortalecida por el Espíritu Santo”, dijo.

En un acto de la Fuerza Aérea, Ortega dijo que los fariseos no han desaparecido porque “allí andan vestidos elegantes, hablando como si fueran unos santos, y basta levantar un poquito y lo que se encuentra es la inmundicia, porque no hay ningún respeto a Cristo, ningún respeto a Dios”.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua, por su parte, ha negado estar involucrada en un “intento de golpe de Estado”. Lo que sí han reconocido y afirman que lo harían si fuese necesario es atender a las víctimas y defenderlas sin importar su ideología política.