El Papa se reunirá con líderes cristianos del Líbano

Palabras después de la oración mariana

Papa líderes cristianos Líbano
Ángelus 30 mayo 2021 © Vatican Media

Después del rezo del Ángelus de este domingo 30 de mayo de 2021, festividad de la Santísima Trinidad, el Papa afirmó: “El próximo 1 de julio me reuniré en el Vaticano con los representantes principales de las comunidades cristianas del Líbano, en una jornada de reflexión sobre la preocupante situación del país y para rezar juntos”.

También recordó la beatificación ayer en Astorga, España, de “tres mujeres laicas, valientes, que a imitación del Buen Samaritano, se dedicaron a curar a los heridos de guerra, sin abandonarlos en el momento del peligro: se arriesgaron, y fueron asesinadas por odio a su fe”. Asimismo, el Santo Padre señaló, la celebración del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple y en Italia el Día Nacional del Alivio.

Finalmente, agradeció el gesto de “un pequeño grupo de fieles que me han traído la traducción de la Biblia, toda entera, a su dialecto. La ha traducido un hombre: ¡ocho años de trabajo! Escrita, son ocho volúmenes, toda en dialecto” y saludó a todos los fieles y peregrinos procedentes de distintos países.

A continuación, siguen las palabras del Papa según la traducción oficial ofrecida por la Oficina de Prensa de la Santa Sede

***

Palabras después del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas:

Ayer en Astorga, España, fueron beatificadas María Pilar Gullón Yturriaga, Octavia Iglesias Blanco y Olga Pérez-Monteserín Núñez. Estas tres mujeres laicas, valientes, a imitación del Buen Samaritano, se dedicaron a curar a los heridos de guerra, sin abandonarlos en el momento del peligro: se arriesgaron, y fueron asesinadas por odio a su fe. Alabemos al Señor por su testimonio evangélico. ¡Un aplauso para las nuevas beatas!

El próximo 1 de julio me reuniré en el Vaticano con los representantes principales de las comunidades cristianas del Líbano, en una jornada de reflexión sobre la preocupante situación del país y para rezar juntos por el don de la paz y la estabilidad. Encomiendo esta intención a la intercesión de la Madre de Dios tan venerada en el Santuario de Harissa, y desde ahora os pido que acompañéis la preparación de este evento con la oración solidaria, invocando un futuro más sereno para ese amado país.

Hoy se celebra el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple y en Italia el Día Nacional del Alivio. Expreso mi reconocimiento por estas iniciativas. Recordemos que la cercanía es “bálsamo muy valioso, que brinda apoyo y consuelo a quien sufre en la enfermedad” (Mensaje para la Jornada mundial del Enfermo 2021).

Esta mañana he recibido a un pequeño grupo de fieles que me han traído la traducción de la Biblia, toda entera, a su dialecto. La ha traducido un hombre: ¡ocho años de trabajo! Escrita, son ocho volúmenes, toda en dialecto. Y él, que estaba presente me contaba que leía, rezaba y traducía. Yo quisiera agradecer este gesto y deciros también una vez más que leáis la Biblia, que leáis la Palabra de Dios para encontrar allí la fuerza de nuestra vida y también —en esto me repito— que llevéis siempre con vosotros el Nuevo Testamento, un evangelio de bolsillo: en el bolso, en el bolsillo, para poder leerlo en cualquier momento del día. Así encontraremos a Jesús en la Sagrada Escritura. Aprendamos del ejemplo de este hombre que durante ocho años ha trabajado para entenderlo. Y me decía: “Lo hacía rezando”.

Saludo de todo corazón a todos vosotros, procedentes de Roma, de Italia y de otros países. Veo que hay gente de Canadá, de Colombia… ¡hay que rezar por Colombia! Y aquí también está Polonia y otros países: ¡os saludo a todos! En particular, saludo a los que se van a confirmar en la parroquia de los Santos Protomártires Romanos. Saludo a los peregrinos polacos y bendigo a los participantes en la gran peregrinación al santuario mariano de Piekary Śląskie. Y, como siempre, saludo a los muchachos de la Inmaculada.

Os deseo a todos un buen domingo. Y, por favor, no os olvidéis de rezar por mí. Buen almuerzo y ¡hasta pronto!

© Librería Editora Vaticana