Vaticano: Instalado código QR en el monumento a los migrantes

La escultura Angels Unawares fue inaugurada por el Papa en septiembre de 2019

Vaticano código QR monumento
Angels Unwares, la escultura dedicada a los migrantes del artista canadiense Timothy P. Schmalz en la Plaza de San Pedro © Vatican Media

Angels Unawares es el monumento dedicado a los migrantes, obra del artista canadiense Timothy P. Schmalz. Al monumento se le ha instalado un código QR para que los visitantes puedan conocer mejor la realidad de los migrantes y refugiados a través de las enseñanzas del Papa Francisco. Así ha informado en una nota la sección de migrantes y refugiados del Vaticano.

De acuerdo a la nota, la escultura Angels Unawares fue inaugurada por Su Santidad en septiembre de 2019, cuando se celebró la 105ª Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado. Desde entonces, esta gran obra de arte ha sido vista por millones de personas que visitan la Plaza de San Pedro cada año. Ahora se ha añadido una pequeña placa con un código QR que dirige a los visitantes a un contenido digital que explica la representación artística.

Se puede acceder a la página web de Angels Unawares, disponible en seis idiomas (inglés, español, francés, portugués y alemán), escaneando el QR con un teléfono móvil. Los visitantes de la escultura podrán conocer más sobre el artista, la obra y su historia. Al mismo tiempo, a través de las enseñanzas del Pontífice , podrán apreciar la realidad de los migrantes y refugiados.

“Hemos decidido incorporar la información cultural y las enseñanzas de la Iglesia de los últimos años para ayudar a que todos los turistas y visitantes del Vaticano se conviertan también en peregrinos”, afirma el cardenal Michael Czerny, subsecretario de la Sección de Migrantes y Refugiados. Con este nuevo código QR se pretende ayudar a apreciar la escultura y pasar a una lectura más profunda, ayudando a concienciar sobre la realidad de la movilidad humana a lo largo de los tiempos que se expresa artísticamente.

En la nota también se informa que la obra del artista canadiense Timothy P. Schmalz representa una multitud muy diversa de personas, desde la Sagrada Familia hasta las víctimas de la esclavitud moderna. Del centro surgen un par de alas de ángel, que ilustran la presencia de lo sagrado. La escultura se inspira en un pasaje bíblico: “No os olvidéis de hospedar a los extraños, porque así algunos han hospedado a los ángeles sin saberlo” (Hebreos 13:2 en la traducción de la Reina Valera).

Cabe resaltar que la situación de las personas vulnerables que se desplazan es una gran preocupación para el Santo Padre. “Los fieles católicos están llamados a trabajar juntos, cada uno en medio de su propia comunidad, para que la Iglesia sea cada vez más inclusiva”, recordó en la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado de 2021. En su reciente viaje apostólico a Chipre y Grecia, Francisco exhortó: “Nuestra pecaminosidad nos lleva a pensar: ‘¡Esos pobres, esos pobres!’, y con esas palabras, ‘pobres’, lo borramos todo. Esta es la guerra de hoy: el sufrimiento de nuestros hermanos y hermanas, que no podemos pasar en silencio (…) No podemos callar y mirar hacia otro lado en medio de esta cultura de la indiferencia.”

Acerca de la Sección de Migrantes y Refugiados

La Sección Migrantes y Refugiados es una pequeña oficina pastoral de la Santa Sede, dirigida personalmente por el Papa Francisco, que trabaja para ayudar a la Iglesia en todo el mundo a acompañar a las personas vulnerables en movimiento, incluyendo a los desplazados forzosos por conflictos, desastres naturales, persecución o pobreza extrema, refugiados y víctimas de la trata de personas.

Sobre el autor

Desde hace más de 25 años, el artista canadiense Timothy P. Schmalz esculpe piezas de bronce a gran escala, muchas de ellas ya instaladas en todo el mundo y algunas en iglesias históricas de Roma. Una de las más queridas es “Jesús sin techo”, que se encuentra en el Vaticano frente a su Oficina de Caridad Papal. Timothy busca crear obras de arte épicas que conecten con el espectador a través del diseño y el detalle, que conmuevan a nivel emocional y espiritual, y que además permitan a todos sentirse de alguna manera parte de la obra.