Venezuela: Obispos finalizan 117ª Asamblea Ordinaria Plenaria

Declaraciones de su vicepresidente y de su secretario general

venezuela obispos 117ª asamblea
117ª Asamblea Plenaria Ordinaria de la Conferencia Episcopal Venezolana © CEV

Ayer, miércoles 12 de enero de 2022, tuvo lugar la última sesión de la 117ª Asamblea Ordinaria Plenaria de los obispos de Venezuela, que se desarrolló de manera virtual.

De acuerdo a una nota de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), la jornada inició con la oración por Venezuela, dirigida por Mons. Jesús González de Zárate, arzobispo de Cumaná y presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana. A continuación, el cardenal Baltazar Porras, arzobispo de Mérida, administrador apostólico de Caracas y anterior presidente de Cáritas de Venezuela, presentó el informe de gestión respectivo a esta institución dedicada a la atención social de los más desfavorecidos del país.

Durante su intervención, el cardenal Porras recordó las diferentes dificultades por las que atraviesan los venezolanos, y expreso que dichas realidades “claman por respuestas esperanzadoras”. Asimismo, indicó que, durante el año 2021, Cáritas de Venezuela implementó dos ejes de servicio: ayuda humanitaria, y evangelización y acompañamiento pastoral, dedicándose especialmente a la atención en el ámbito de la salud, movilidad humana, nutrición y alimentación, alcanzando más de 3 millones de personas beneficiadas.

Después tuvo lugar la presentación del informe de la Asociación de Promoción de la Educación Popular (APEP), institución que ofrece a niños, adolescentes, jóvenes y adultos, formación técnica en oficios prácticos para facilitar su inserción en el mundo laboral. Durante el año 2021, destacan su labor con escuelas, familias y comunidades de todo el país, a través de los diferentes centros APEP, apoyados en la virtualidad debido a la pandemia de COVID-19.

Hicieron lo mismo el Instituto Venezolano de Capacitación Profesional de la Iglesia (INVECAPI), asociación civil sin fines de lucro de carácter educativo que promueve la formación humano-cristiana, así como valores y destrezas requeridas para desarrollar un oficio productivo; así como INPRECLERO, organización de previsión social sostenible, que ofrezca al Clero Venezolano, servicios para cubrir sus necesidades relacionadas con la salud y vejez.

La reunión finalizó con la oración a Nuestra Señora de Coromoto. En horas de la tarde tendrá lugar la reunión de la Comisión Permanente, y el jueves 13 de enero de 2022, a las 9, se llevará a cabo la lectura de la exhortación pastoral de la CXVII Asamblea del Episcopado Venezolano.

Primer vicepresidente de la CEV

“Seguir anunciando a Jesucristo, su Evangelio, con todas sus consecuencias”, son las palabras de Mons. Mario Moronta, Obispo de San Cristóbal y primer vicepresidente de la CEV, ratificado al inicio de la CXVII Asamblea Ordinaria Plenaria del Episcopado Venezolano.

El prelado habló de la importancia de defender los derechos humanos y promover la “dignificación” de todas las personas, como una misión de la Iglesia en Venezuela, misma a la que invita, a través de todos los agentes de pastoral y formas de apostolado, a “ser Iglesia en salida, una Iglesia que camine junto con la gente, una Iglesia con sabor a pueblo, una Iglesia capaz de hacer brillar la luz en medio de tantas oscuridades”.

Mons. Moronta expresó que es necesario “hacer sentir que la Iglesia anunciando a Jesucristo es luz de esta Venezuela que tanto la necesita”, en medio de las difíciles circunstancias que vive el país intensificadas debido a la pandemia por COVID-19.

Secretario general de la CEV

Mons. Raúl Biord, obispo de La Guaira y secretario general de la CEV dirigió palabras a la Iglesia en Venezuela, destacando la importancia de la actitud sinodal en la vida de la Iglesia.

El obispo expresó que este nuevo trienio 2022-2025, “está marcado por el Sínodo de la Sinodalidad”, que, en palabras del Papa Francisco, es “lo que Dios espera de la Iglesia en el tercer milenio”. Por ello, resaltó que promover la sinodalidad es retomar una nota “constitutiva” de la Iglesia, como parte de su esencia.

Mons. Biord explicó también que los desafíos pastorales actuales son, en primera instancia responder a la necesidad de la Iglesia del encuentro con Jesús y su testimonio, y en consecuencia, “acompañar nuestra gente en sus necesidades concretas”, devolver la esperanza y “acompañar a las comunidades”, para mejorar su calidad de vida.

“Nos preocupa mucho a nosotros el fortalecimiento de todas las instituciones y el fortalecimiento de la democracia”, indicó el prelado. “No hacen falta mesías, salvadores ni liderazgos personales; hace falta respetar las instituciones a todos niveles, sociales, familiares, políticas, económicas, eclesiales”, añadió.

Finalmente, mencionó al Concilio Plenario de Venezuela como “una de las grandes experiencias sinodales”, que es necesario retomar así como impulsar la Asamblea Nacional de Pastoral, con la que se reconocerán los desafíos de la Iglesia en Venezuela para acompañar al pueblo de Dios en comunión con las enseñanzas del Santo Padre.