Chile: El Papa acepta la renuncia del obispo de Punta Arenas

Mons. Bernardo Bastres Florence explica que se debe a “motivos personales”

Chile Papa Punta Arenas
Mons. Bernardo Bastres Florence © Facebook. Iglesia de Magallanes

El Papa Francisco ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Punta Arenas, Chile, presentada por monseñor Bernardo Miguel Bastres Florence, informa la Oficina de la Santa Sede hoy, 22 de diciembre de 2021.

De acuerdo a la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), el Santo Padre ha aceptado la renuncia de Mons. Bastres con la formula nunc pro tunc (ahora para entonces), que quiere decir que dicha renuncia se hará efectiva con el nombramiento de su sucesor. De este modo, hasta ese momento, Mons. Bastres Florence sigue siendo obispo de Punta Arenas.

Palabras de Mons. Bastres

A través de un comunicado, Mons. Bernardo Bastres Florence agradece al Papa Francisco la confianza, comprensión y acogida a la solicitud de renuncia presentada, haciendo también una acción de gracias a Dios y toda la comunidad de la Iglesia en Magallanes por el camino recorrido en conjunto.

El prelado explica que “el Papa Francisco ha aceptado mi renuncia como Obispo de esta Iglesia que peregrina en Magallanes, bajo la modalidad de “Nunc pro tunc”, que en palabras simples significa que mientras llega el nuevo Obispo, sigo al frente de la Diócesis, por ello agradezco la confianza que me ha brindado el Santo Padre”.

Asimismo, relata que: “Hace tiempo, venía reflexionando, evaluando y rezando ante Dios, mi desempeño como Pastor de esta querida Diócesis, y con la confianza de un hijo, le presenté al Santo Padre, la renuncia al gobierno pastoral de la Diócesis, por razones estrictamente personales. Por esto, mi gratitud al Papa, por su comprensión y acogida”, agregando que “entre las razones que puedo compartir con ustedes, se encuentran todos los acontecimientos que nos ha tocado vivir en estos años y como ellos no sólo han golpeado a nuestra Iglesia, sino también me han afectado personalmente. Me he visto sobrepasado y limitado para responder como merecen ser enfrentados y asumidos”.

Después expresa su agradecimiento por todo el bien construido en conjunto, por el cariño manifestado, por la fidelidad al Evangelio y la generosidad de hermanos que van tejiendo el bien en silencio “en sus familias, barrios y lugares de trabajo, a pesar de todas las dificultades que hemos tenido que enfrentar como comunidad cristiana”.

“Delante de Dios, debo pedirles perdón por las limitaciones que no me han permitido ser aquel Pastor que merecía esta Iglesia Magallánica. Con plena libertad puedo hacerles una confesión: delante del Señor tengo mi conciencia muy tranquila y me siento muy liberado con la respuesta que me ha dado el Papa Francisco. Me siento con una profunda serenidad, paz y libertad interior”, añade Mons. Bernardo Bastres.

Manifestando su gratitud a laicos, religiosas, consagrados, diáconos permanentes y sus esposas, así como a sus hermanos sacerdotes por el trabajo en equipo “para llevar adelante la tarea de hacer presente el Reino de Dios en Magallanes”; el obispo invita a “intensificar nuestra oración, para que el Señor nos envíe un nuevo Pastor que tenga la santidad y sabiduría para que pueda guiarnos por los caminos del Evangelio con los desafíos que la vida y esta hora de la historia nos presentan”, añadiendo finalmente que: “María, nuestra Madre Auxiliadora, nos regale su amparo y protección”.