El Papa Francisco canonizará a Foucauld el 15 de mayo

Junto a otros 6 beatos más

Papa canonizará Foucauld
© Congregación para las Causas de los Santos

El Papa Francisco canonizará al sacerdote Charles de Foucauld junto a otros 6 beatos más el 15 de mayo de 2022. En un comunicado, difundido hoy, 9 de noviembre de 2021, la Congregación de las Causas de los Santos informa que el Santo Padre estableció la fecha de canonización de 7 beatos, que no se había podido fijar a causa de la pandemia de COVID-19, tal como lo había decretado en el Consistorio público ordinario del pasado 3 de mayo.

De acuerdo a dicha nota, “Su Santidad ha decidido ahora que el rito de canonización de los siete beatos se celebre el 15 de mayo de 2022” y serán canonizados: Lázaro, llamado Devasahayam, laico, mártir; César de Bus, sacerdote, fundador de la Congregación de los Padres de la Doctrina Cristiana; Luigi Maria Palazzolo, sacerdote, fundador del Instituto de las Hermanas de los Pobres – Instituto Palazzolo; Charles de Foucauld, sacerdote diocesano; Giustino María Russolillo, sacerdote, fundador de la Sociedad de las Divinas Vocaciones y de la Congregación de las Hermanas de las Divinas Vocaciones; Maria Francesca di Gesù (nacida Anna Maria Rubatto), fundadora de las Hermanas Terciarias Capuchinas de Loano; María Domenica Mantovani, cofundadora y primera superiora general del Instituto de las Hermanitas de la Sagrada Familia.

A continuación, siguen unos breves perfiles sobre los próximos santos.

Charles de Foucauld

El más conocido de este grupo de nuevos santos es probablemente Carlos de Foucauld, religioso francés beatificado en 2005 por el Papa Benedicto XVI. Noble (era vizconde de Pontbriand), originario de Estrasburgo, después de una vida agitada como soldado y explorador en África y de varias aventuras amorosas, a principios de 1889 en Nazaret comprendió la necesidad de cambiar su vida. Su conversión le llevó primero a entrar en un comedor social, y después, tras un nuevo viaje interior, culminó con su ordenación sacerdotal en 1901.

Se trasladó a Argelia, donde estableció una ermita e intentó, sin éxito, fundar una congregación religiosa. Solo consiguió fundar una asociación de fieles laicos, los Hermanos y Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús. Charles de Foucauld murió el 1 de diciembre de 1916, durante un asalto de los merodeadores al fuerte que había construido para defender a los habitantes de la ermita de Tamanrasset. Tras su muerte, sus escritos y su fama dieron lugar a una amplia familia espiritual e inspiraron, entre otros, a Kiko Argüello, fundador del Camino Neocatecumenal.

Luigi Maria Palazzolo

También se convertirá en santo el sacerdote bergamasco Luigi Maria Palazzolo, fallecido en 1886, que fundó el Instituto de las Clarisas el 22 de mayo de 1869.

El Instituto está ahora repartido por Italia, Sudamérica y África. En las últimas semanas, el Papa Francisco había declarado venerables a seis hermanas de la congregación que perdieron la vida en el Congo ayudando a la población local durante la epidemia de ébola entre abril y mayo de 1995.

Lázaro Devasahayam

Entre los nuevos santos está Lázaro, conocido como Devasahayam, un mártir indio que vivió en el siglo XVIII en la corte del rey de Travancore. Nacido en el seno de una rica familia hindú, se convirtió al cristianismo gracias a un misionero jesuita, el padre Juan Bautista Buttari.

Fue bautizado en 1745, a la edad de 23 años. En 1749 fue detenido y comenzó un periodo de torturas y humillaciones hasta que fue desterrado a las fronteras del reino. Sin embargo, nunca abandonó su labor evangelizadora, gracias a la cual consiguió numerosas conversiones al cristianismo. El 17 de enero de 1752 un grupo de soldados lo asesinó con cinco disparos de fusil.

César de Bus

Nacido en Francia en 1544 en el seno de una familia noble originaria de Como, César de Bus, uno de los nuevos santos, participó en las guerras contra los hugonotes. Se hizo sacerdote en 1582 y fundó la Congregación de Sacerdotes de la Doctrina Cristiana. Su cuerpo descansa en Roma, en la iglesia de Santa María in Monticelli, curia general de la Congregación.

Giustino Maria Russolillo

Giustino Maria Russolillo fue un sacerdote napolitano que murió en 1955 y fue beatificado por el Papa Benedicto en 2011. Se le considera el apóstol de las vocaciones porque, además de fundar la Sociedad de las Divinas Vocaciones y la Congregación de las Hermanas de las Divinas Vocaciones, en su ministerio pastoral como párroco y predicador de ejercicios espirituales fue un incansable guía de los jóvenes en el discernimiento vocacional.

Maria Francesca di Gesù

Nacida en el Piamonte, Anna Maria Rubatto se dedicó durante años a ayudar a los pobres de Turín, visitando a los enfermos en el Cottolengo y trabajando constantemente en el Oratorio de Don Bosco. Fundó en la ciudad de Loano, cerca de Savona, el Instituto de las Hermanas Terciarias Capuchinas y luego partió hacia América Latina, donde se esforzó por servir a los pobres. En 1892 llevó a sus hermanas a Montevideo, en Uruguay, y de allí, al poco tiempo, a Argentina y Brasil. Siete veces la Madre Francisca cruzó el océano para acompañar y visitar a sus hijas. Murió en Montevideo en 1904 y fue beatificada ochenta y nueve años después por Juan Pablo II en 1993.

Maria Domenica Mantovani

Primera superiora del Instituto de las Hermanitas de la Sagrada Familia fundada junto con el beato Giuseppe Nascimbeni, su guía espiritual, que la quiso como colaboradora para la fundación del Instituto. Se trata de una figura determinante en el desarrollo del carisma y la espiritualidad. Dedicó toda su vida, hasta el final de sus días, al humilde servicio de los pobres, los huérfanos y los enfermos. Juan Pablo II la declaró beata en 2003.