El Papa instituye la Fundación Fratelli tutti

Tiene como objetivo la solidaridad, la formación y la difusión del arte

Papa Fundación Fratelli Tutti
L'Osservatore Romano anuncia la publicación de la encíclica Fratelli Tutti © Vatican Media

El Papa Francisco ha instituido, a través de un quirógrafo firmado el 8 de diciembre de 2021, la Fundación Fratelli tutti, que será presidida por el cardenal Mauro Gambetti. Así ha informado hoy, 15 de diciembre de 2021, la Oficina de Prensa de la Santa Sede a través de un comunicado.

De acuerdo al mismo, las áreas de misión de esta fundación son: sostener y planificar caminos de arte y fe; invertir en el crecimiento cultural y espiritual a través de eventos, caminos y ejercicios espirituales; promover el diálogo con las culturas y otras religiones sobre los temas de las últimas Encíclicas del Pontífice, para construir una “alianza social”.

Cardenal Gambetti

El nuevo organismo, que nace en el seno de Fábrica de San Pedro, para llevar a cabo sus actividades, estará presidido “por el cardenal Mauro Gambetti, un Consejo de Administración de nueve miembros, un jefe único y un secretario general. Los órganos de gobierno de la Fundación serán: el Consejo General, compuesto por miembros de los Dicasterios Vaticanos relacionados con la misión de la Fundación, y el Comité de Sostenibilidad, en el que están representados los benefactores de la Fundación y tendrá un presidente y un secretario General”, se lee en la nota.

El cardenal Gambetti, de quien partió la propuesta, es vicario de la Ciudad del Vaticano y presidente de la Fábrica de San Pedro. Según Vatican News, el purpurado anunció en los últimos meses el próximo nacimiento de la Fundación, centrado en tres palabras clave “para construir juntos el futuro”: diálogo, encuentro y compartir. Esto son precisamente los principios recogidos en la encíclica Fratelli Tutti del Papa, publicada el 3 de octubre de 2020.

Palabras del Papa Francisco

“He sabido con satisfacción que la Fábrica de San Pedro, junto con algunos fieles, desea unirse para constituir una Fundación de religión y culto destinada a colaborar en la difusión de los principios expuestos en mi reciente Encíclica Fratelli tutti, para crear en torno a la Basílica de San Pedro y al abrazo de su columnata iniciativas relacionadas con la espiritualidad, el arte, la educación y el diálogo con el mundo”, escribe el Papa en el quirógrafo.

Asimismo, describe que esta institución estará regida por las leyes canónicas, “en particular por las normas especiales que regulan las instituciones de la Santa Sede, por las normas civiles vigentes en el Estado de la Ciudad del Vaticano y por el Estatuto anexo que apruebo al mismo tiempo”.

Objetivos

Los objetivos de este nuevo organismo están incluidos en el artículo 3 de los Estatutos: “La Fundación tiene como objetivo la solidaridad, la formación y la difusión del arte, en particular del arte sacro; promueve la sinodalidad, la cultura de la fraternidad y el diálogo. Para ello, la Fundación:

  1. promueve una formación integral, atenta a los niveles espiritual y cultural, a la dimensión comunitaria y al compromiso de servicio en el mundo;
  2. promueve la experiencia de los peregrinos a través de itinerarios espirituales, culturales y artísticos en la Basílica de San Pedro y en los espacios habilitados para la Fábrica de San Pedro;
  3. organiza itinerarios, eventos y experiencias para fomentar la fraternidad y la amistad social entre las Iglesias, las diferentes religiones y entre creyentes y no creyentes;
  4. promueve la cultura de la paz en los distintos ámbitos de la vida, desde la dimensión personal hasta la social y política;
  5. fomenta ‘nuevos encuentros’ alimentados por el diálogo social, por el sentido del perdón social, por la purificación de la memoria, por la promoción de la justicia reparadora como alternativa a la venganza social;
  6.  impulsa iniciativas destinadas a fomentar el desarrollo del humanismo fraterno, mediante la promoción de los principios de libertad, igualdad y fraternidad, condiciones para la construcción de un ‘amor universal’ que reconozca y salvaguarde la dignidad de las personas;
  7. impulsa proyectos para el cuidado de la creación, la protección de los recursos ambientales, la solidaridad internacional y la responsabilidad social;
  8. promueve la alianza social, el emprendimiento responsable, la inversión social, las formas humanas y sostenibles de trabajo; la ecología integral, el desarrollo sostenible, la transición ecológica, la salud y la investigación científica y tecnológica, a la luz de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia;
  9. apoya la comunicación responsable, la veracidad de las fuentes y la credibilidad y fiabilidad de quienes se comprometen a tender puentes;
  10. en el abrazo simbólico de la columnata de la Basílica de San Pedro, incluye a los más débiles, al forastero y al extranjero, al diferente y al marginado, y a las fronteras culturales y sociales para releer el sufrimiento del mundo y ofrecer soluciones a la luz del Evangelio y del Magisterio pontificio”.