Embajador: “Chipre necesita las palabras de paz y esperanza del Papa”

Ambassador George Poulides - Copyright: Vatican Media

Chipre, como nación, es un modelo de “cultura del encuentro y coexistencia”, por lo que el pueblo chipriota espera que el Papa Francisco les traiga un mensaje de paz, un mensaje “que ponga de relieve, además, la injusticia de la ocupación militar turca que aún divide al país y a su pueblo”.

El 2 de diciembre, el embajador de Chipre ante la Santa Sede, el Sr. George Poulides, estará en Larnaca, el aeropuerto internacional de Chipre, para recibir al Papa al aterrizar. Entre la prensa que viajará con el Papa en el vuelo papal estará la directora editorial de Exaudi y el corresponsal principal del Vaticano.

En esta entrevista, el embajador habla de su alegría y orgullo por acoger la segunda visita de un Papa a su país en 11 años. Pero el embajador Poulides, que también es el decano del cuerpo diplomático mundial acreditado ante el Vaticano, no oculta la difícil realidad que, indica, el pueblo chipriota espera que el Papa Francisco ponga de relieve: a saber, la división de la isla en dos partes, que se remonta a la invasión turca de la parte norte de la isla en 1974.

“Los grecochipriotas y los turcochipriotas son hermanos, víctimas de una agresión militar”, afirma Poulides; “Chipre necesita el mensaje imparcial de paz del Papa, dada la difícil situación que atraviesa la isla en su zona ocupada.”

***

Exaudi: Su Excelencia, el Papa Francisco llegará a Chipre el 2 de diciembre. ¿Qué tipo de acogida cree que encontrará?

Embajador George Poulides: Es una gran alegría y un honor para nosotros que Su Santidad el Papa Francisco visite Chipre. El pueblo de Chipre, el presidente de la República, Nicos Anastasiades, sus instituciones, sus iglesias, comunidades y culturas están felices y orgullosos de este acontecimiento histórico. Después de Benedicto XVI, hace 11 años, por segunda vez en nuestra historia moderna, un Pontífice visitará la isla apostólica de Chipre. Chipre necesita las palabras de paz y esperanza de Su Santidad, para recuperar su unidad y su libertad.

Exaudi: ¿Cuál es la opinión general de los chipriotas sobre el Papa Francisco?

Embajador George Poulides: Su Santidad representa para nosotros un líder espiritual, una autoridad moral, pero también una expresión de “poder blando” virtuoso en la política mundial. El pueblo chipriota comparte la visión de paz y justicia social del Papa Francisco. El país estima sus incansables esfuerzos y su visión iluminadora contra la pobreza, la exclusión y la injusticia. También espera que Su Santidad lleve un mensaje de paz a Chipre, destacando también la injusticia de la ocupación militar turca que aún divide al país y a su pueblo.

Exaudi: ¿Cuáles son las relaciones con la pequeña minoría católica de Chipre?

Embajador George Poulides: El multiculturalismo ha formado parte de la identidad de Chipre durante muchos años. Pero también ha sido su fuerza. Siempre hemos mantenido excelentes relaciones con los grupos católicos romanos de maronitas y latinos, así como con los armenios de Chipre, y esta gran relación puede atribuirse a principios y valores comunes. Según la Constitución de la República de Chipre, son una parte igual e integral de la sociedad chipriota.

Mediante un referéndum celebrado en 1960, los maronitas, los armenios y los latinos de Chipre eligieron colectivamente pertenecer a la comunidad grecochipriota y desde entonces se les considera miembros de ella. A través de diversas iniciativas, promovemos y mostramos, de varias maneras, la religión, la historia y la cultura de cada grupo religioso.

Quisiera subrayar nuestra firme convicción de que, junto con los miembros de los grupos religiosos maronitas y latinos, sufrimos de la misma manera la ocupación continuada de una gran parte de nuestra patria, y sentimos que una solución del problema nacional daría un gran potencial diferente a nuestro país y a todos sus residentes legales, grecochipriotas, turcochipriotas, maronitas, armenios y latinos.

Exaudi: Chipre es un país de antigua tradición ortodoxa. En su opinión, ¿cuáles son los retos más importantes a los que se enfrenta la Iglesia Ortodoxa chipriota?

 Embajador George Poulides: Chipre es una tierra apostólica con raíces cristianas que se remontan a dos milenios, pero también un modelo de “cultura del encuentro y la convivencia”. Nuestra sociedad actual incluye iglesias y grupos étnicos que llegaron a vivir en esta isla en armonía. La Iglesia cristiana ortodoxa, pero también las demás Iglesias cristianas de la isla, la maronita, la latina, la armenia y la protestante, deben trabajar juntas para lograr una mayor unidad entre ellas y dialogar con los que no son cristianos. Es una cuestión de convivencia y no de mera tolerancia. Sólo con un trabajo paciente se puede construir una confianza mutua, superar el peso de la historia y que las diferencias políticas y culturales entre los pueblos se conviertan en un motivo para trabajar por un entendimiento más profundo.

Exaudi: La isla de Chipre, como ha mencionado, sigue dividida entre una parte ocupada por los turcos en el norte y el resto de la isla en el sur. ¿Qué consecuencias tiene esta división en la vida del país?

Embajador George Poulides: La división de la isla es la consecuencia más trágica de la invasión militar turca que se produjo en 1974 y la consiguiente ocupación de más del 36% del territorio de la República de Chipre desde entonces.

Como resultado de la invasión y ocupación militar turca, 162.000 grecochipriotas huyeron de sus hogares convirtiéndose en refugiados en su propio país. Al mismo tiempo, la gran mayoría de los turcochipriotas que vivían en zonas controladas por el Gobierno legítimo se vieron obligados a abandonar sus hogares y trasladarse, debido a la política coercitiva de Turquía, al territorio de la República de Chipre ocupado por Turquía.

Además, Turquía ha aplicado una política sistemática de asentamiento de la parte ocupada de Chipre desde 1974 con el traslado masivo de más de 160.000 turcos desde Turquía para cambiar el perfil demográfico y alterar el equilibrio de la población en la isla. También pretende cambiar el equilibrio de poder y el tejido social en la parte ocupada de Chipre, para garantizar que los dirigentes turcochipriotas se ajusten a las políticas del gobierno turco. Con la migración masiva de turcochipriotas desde los territorios ocupados, el número total de soldados y colonos turcos es ahora mayor que el de los turcochipriotas restantes.

Desde el punto de vista humanitario, otra trágica consecuencia de la invasión turca de Chipre en el verano de 1974 se refiere a las personas desaparecidas.

Exaudi: ¿Cree que el Papa abordará esta cuestión en sus discursos? ¿Cómo?

Embajador George Poulides: En sus mensajes, el Papa promueve la solución pacífica incluso de problemas muy complejos como la cuestión chipriota. Los grecochipriotas y los turcochipriotas son hermanos, víctimas de una agresión militar. Chipre necesita el mensaje imparcial de paz del Papa, dada la difícil situación que atraviesa la isla en su zona ocupada. Sería deseable que este mensaje afirmara también la causa de tal sufrimiento, a saber, la ocupación militar ilegal de la parte norte de la República. Esperamos que el Papa comparta nuestra visión de un Chipre libre y reunificado, modelo de convivencia pacífica y prosperidad de todos sus ciudadanos y pilar de la estabilidad, la paz y la seguridad en el Mediterráneo oriental. Una solución justa debe prever la retirada completa de todas las tropas extranjeras y no debe reconocer derechos invasivos a ningún país.

Exaudi: Uno de los problemas que conlleva la división de la isla es la pérdida del patrimonio cultural cristiano en la parte ocupada por los turcos. ¿Qué mensaje espera usted del Papa en relación con esta cuestión?

Embajador George Poulides: Tras la invasión turca de 1974, muchos monumentos, iglesias y yacimientos arqueológicos de las zonas ocupadas fueron saqueados. Símbolos religiosos, mosaicos y otros tesoros culturales fueron robados y vendidos en el extranjero por contrabandistas de antigüedades. Este terrible calvario podría considerarse también parte de una limpieza étnica y una gran pérdida cultural para toda la humanidad. Esperamos el apoyo del Papa para garantizar la protección y el respeto de nuestros monumentos sagrados y nuestro patrimonio cultural que pertenecen a nuestra historia.

Exaudi: Muchas gracias por su tiempo, embajador Poulides. Mis mejores deseos para la visita del Papa a su país.