Arzobispo Shevchuk: “Ucrania espera la visita del Papa”

Declaraciones del líder de la Iglesia greco-católica a ACN

Ucrania visita Papa
Arzobispo Sviatoslav Shevchuk © Ayuda a la Iglesia Necesitada

Ucrania espera la visita del Papa Francisco: así lo ha manifestado Sviatoslav Shevchuk, primado de la Iglesia greco-católica ucraniana unida a Roma, a la fundación internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN), informa esta asociación en una nota.

Textualmente, el arzobispo mayor de Kiev-Galitzia dijo: “Del mismo modo que visitó recientemente Irak, al igual que visitará otros países del mundo incluso en las difíciles condiciones marcadas por la COVID-19, Ucrania espera la visita del santo Padre. Recuerdo que recientemente se me acercó una anciana y me dijo: ‘¿Sabe?, cuando el santo Padre venga y pise el suelo ucraniano, la guerra se acabará’”.

Invitación del primer ministro

El primer ministro ucraniano Denys Shmyhal, durante su visita al Vaticano a finales de marzo, entregó al Papa Francisco una invitación para que visite Ucrania. De acuerdo a la nota, en el propio país, el encuentro entre el Papa y el jefe del Gobierno fue bien recibido. “También fue un claro síntoma de que las relaciones entre el Estado ucraniano y la santa sede ofrecerán una buena oportunidad para evitar cualquier escalada del conflicto en Ucrania ,  también para aprender cómo se promueve el diálogo y la reconciliación”, declara el arzobispo.

Francisco recuerda constantemente la difícil situación de Ucrania, más recientemente durante su discurso Urbi et orbi con ocasión de la Pascua latina. Mons. En este sentido, Mons. Shevchuk manifiesta estar “muy agradecidos al Santo Padre por su apoyo constante, por su oración y por su solidaridad con Ucrania y el pueblo ucraniano”.

Diálogo como solución

Ante las tensiones entre Ucrania y Rusia, especialmente al este del país, Shevchuk subrayó que no puede haber una solución militar a la situación en Ucrania, sino solo diplomática: “Apuesto por el diálogo, porque con el diálogo podemos curar las heridas y la paz puede superar la guerra”. Últimamente, Rusia ha llegado a concentrar allí hasta 100.000 soldados. Mientras que Moscú dice que se trata de maniobras, los observadores ucranianos e internacionales ven en ello una provocación deliberada.

En su diálogo con ACN internacional, el primado de la Iglesia greco-latina, que actualmente dirige el Consejo de Iglesias y Organizaciones Religiosas de Ucrania, renovó el llamamiento del consejo interreligioso a un alto el fuego durante la Pascua en el este de Ucrania, disputado desde hace años entre Ucrania y los separatistas prorrusos. “Rezamos para que los alegres cantos litúrgicos prevalezcan sobre el ruido de las armas y los cañones. Rezamos por la paz. Nuestro gran anhelo es que Cristo, como rey de la paz, traiga con su resurrección un alivio de la violencia y del miedo a ser atacados de nuevo”.

Situación humanitaria

Asimismo, el arzobispo mayor Shevchuk expresó su preocupación por la situación humanitaria de sus fieles en el este de Ucrania: “Nuestra principal intención es la situación humanitaria en esta parte de Ucrania, porque la situación ha empeorado desde que estalló la pandemia del coronavirus. La población allí está aislada y olvidada, no puede conseguir medicinas”. Para él, el pueblo necesita el apoyo de la Iglesia, pues “su única salvación son los sacerdotes y las parroquias, es la única forma de obtener apoyo o ayuda. Por eso, decidimos quedarnos con el pueblo. Nuestros sacerdotes están haciendo un trabajo extraordinario allí”.

Sin embargo, continúa relatando, debido a la pandemia, la labor pastoral de la Iglesia se ve masivamente reducida. “Muchos de nosotros hemos comenzado a transmitir nuestros servicios online para proporcionar a nuestros feligreses una manera de asistir a las misas y a los oficios dominicales virtualmente”.

Al hacerlo, señala, le vienen a la mente recuerdos de las persecuciones de la era soviética: “la única forma de obtener apoyo espiritual era escuchar Radio Vaticano. Es casi  la misma situación”. Actualmente la atención pastoral se topa con sus límites debido a las reducidas opciones de administrar los sacramentos. “Podemos rezar y predicar online, también podemos meditar sobre las Sagradas Escrituras online, pero no podemos administrar los sacramentos online.  Ese es nuestro gran sufrimiento hoy”, lamenta el arzobispo mayor.

Ayuda en Ucrania

ACN internacional lleva muchos años ayudando a la Iglesia en Ucrania. El apoyo a las diócesis católicas de la región afectada se ha reforzado desde que estalló el conflicto al este de Ucrania.

Sin la ayuda exterior, ni los sacerdotes ni las parroquias podrían existir allí. ACN también presta especial atención a la promoción de los medios de comunicación cristianos. Sirven de fuente de información y de instrumento de predicación.

Ayuda a la Iglesia Necesitada

Es una organización internacional, con sede social en el Vaticano y cuya central está ubicada en la localidad de Königstein, Alemania. Allí se gestionan las aportaciones recaudadas por las oficinas nacionales, y se reciben y evalúan las peticiones de ayuda procedentes de más de 145 países, donde los católicos sufren necesidad o persecución. Desde Königstein se realiza también el seguimiento exhaustivo de los proyectos a los que se da apoyo.

ACN proporciona ayuda a los proyectos que realiza la Iglesia local (obispos, sacerdotes, comunidades religiosas y laicos) cuyo objetivo específico es proporcionar apoyo pastoral y espiritual a los católicos en todo el mundo.

ACN solo da ayuda a aquellos proyectos que han sido aprobados por el obispo local (proyectos diocesanos o parroquiales) o el superior religioso (proyectos exclusivamente internos de una congregación religiosa).