Cardenal Koch: Viaje del Papa para “redescubrir la unidad”

Entrevista exclusiva con el presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, que acompañará a Francisco a Chipre y Grecia

El Papa Francisco saluda al cardenal Koch © Vatican Media

El viaje del Papa Francisco a Chipre y Grecia supondrá “una importante contribución a la superación de los obstáculos heredados de la historia, en el camino que lleva a la unidad de los cristianos”, afirma en esta entrevista exclusiva con Exaudi el cardenal suizo Kurt Koch, de 71 años, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos. El cardenal también partirá el 2 de diciembre hacia Nicosia, y luego a Atenas, en el vuelo papal en el que viajará la directora editorial de Exaudi, Deborah Castellano Lubov, entre el cuerpo de prensa del Vaticano.

Los viajes del Santo Padre con el ecumenismo en el centro son cada vez más numerosos. La lista incluye la visita del Papa a Suecia en 2016, para conmemorar los 500 años de la Reforma Protestante, y su viaje en 2018 a Ginebra, Suiza, para el 70 aniversario de la fundación del Consejo Mundial de Iglesias. Además, Francisco ha visitado varios países de mayoría ortodoxa: Georgia, Bulgaria, Macedonia del Norte, Rumanía y ahora Chipre y Grecia (donde ya viajó en 2016, pero solo a Lesbos). Sin embargo, no hay que olvidar su encuentro con el patriarca Kirill de Moscú en 2016, y antes, su visita a Estambul, Turquía, en 2014, donde Francisco visitó al patriarca ecuménico Bartolomé.

Para el cardenal Koch, que desde 2010 dirige el Dicasterio vaticano para la Promoción del Ecumenismo, la presencia de Francisco en Chipre y Grecia “contribuirá a profundizar en el llamado ecumenismo de la caridad, o el cultivo de las relaciones amistosas entre los cristianos y entre las Iglesias. Pero el diálogo de la caridad prepara y apoya el diálogo teológico”. Y, dado que “entre las Iglesias cristianas, los ortodoxos son sin duda los más cercanos a nuestra Iglesia católica, es importante redescubrir la unidad, para que la Iglesia de Oriente y la de Occidente puedan volver a convivir en paz y armonía”, explica el prelado.

A continuación, la entrevista de Exaudi con el cardenal Koch.

***

Exaudi: El Papa Francisco parte hacia Chipre y Grecia, dos países con una antigua tradición ortodoxa. ¿Cómo describiría el valor ecuménico de este viaje?

Cardenal Koch: Chipre y Grecia son dos países donde el cristianismo se introdujo en la antigüedad, gracias a la labor misionera de San Pablo, y donde la mayoría de la población profesa hoy la fe de la Iglesia Ortodoxa Griega. De todas las Iglesias cristianas, la Ortodoxa es sin duda la más cercana a nuestra Iglesia Católica. Por ello, es importante redescubrir la unidad para que la Iglesia de Oriente y Occidente pueda volver a convivir en paz y armonía. Para ello, el viaje del Papa Francisco a Chipre y Grecia es sin duda un paso importante y un acontecimiento ecuménico significativo. Las palabras clave del viaje también apuntan en esta dirección: “Confortarnos mutuamente en la fe”, y “Estar cada vez más abiertos a las sorpresas de Dios”. Espero sinceramente que estas palabras se hagan realidad durante el viaje del Papa Francisco y que se fortalezca la comunión entre ortodoxos y católicos.

Exaudi: Para avanzar en el camino del ecumenismo, el Papa Francisco se apoya mucho en los encuentros y en el conocimiento personal, pero también es importante eliminar los obstáculos teológicos y doctrinales en los puntos que dividen a católicos y ortodoxos. ¿Qué contribución pueden hacer los viajes y encuentros de Francisco con los líderes de las distintas iglesias ortodoxas al diálogo teológico ecuménico?

Cardenal Koch: Las Iglesias ortodoxas han decidido que el diálogo teológico entre ellas y la Iglesia Católica no debe tener lugar a través de encuentros y conversaciones bilaterales, sino a nivel multilateral, y más concretamente a través de la Comisión Mixta Internacional para el Diálogo Teológico, en la que participan 14 Iglesias ortodoxas autocéfalas o autónomas. Por lo tanto, no existe un diálogo teológico separado con las iglesias ortodoxas de Chipre y Grecia. Además, los diálogos teológicos no pueden tener lugar durante el viaje del Papa; no habría tiempo suficiente. El viaje del Santo Padre contribuirá más bien a profundizar en el llamado ecumenismo de la caridad, es decir, el cultivo de las relaciones amistosas entre los cristianos y entre las Iglesias. Pero el diálogo de la caridad prepara el diálogo teológico de la verdad y lo apoya. En este sentido, el viaje del Papa puede verse también como una importante contribución a la superación de los obstáculos heredados de la historia, en el camino que conduce a la unidad.

Exaudi: Usted acompañará a Francisco a Chipre y Grecia. ¿Cuáles son los momentos más destacables del viaje?

Cardenal Koch: Los acontecimientos más significativos del viaje serán sin duda los encuentros del Papa Francisco con Su Beatitud Crisóstomo II, arzobispo ortodoxo de Chipre, y con Su Beatitud Jerónimo II, arzobispo ortodoxo de Atenas y de toda Grecia, y con sus respectivos Santos Sínodos. Naturalmente, el Santo Padre también visitará a la Iglesia Católica de ambos países y celebrará la Santa Misa con los fieles y los sacerdotes. También están previstas reuniones con los presidentes y gobiernos de los dos países y con representantes de la sociedad civil y del cuerpo diplomático. También en este viaje, será importante que el Papa Francisco llame la atención sobre el destino de los migrantes y los refugiados. Se ha programado una celebración ecuménica con los migrantes en Chipre. Además, el Papa viajará de nuevo a la isla de Lesbos para reunirse con los refugiados en el centro de acogida de Mitilene. La situación de los refugiados es, en efecto, un desafío que concierne y afecta a todos los cristianos y a todas las Iglesias por igual.